Reforma tributaria: “Antes de plantear cambios hay que definir qué modelo de desarrollo se quiere”, manifestó José Ignacio de Mendiguren

El diputado nacional afirmó que hoy la macroeconomía subsidia la importación y promueve la bicicleta financiera, y no favorece la producción local. Y aseguró que desde le Frente Renovador no apoyarán ninguna reforma laboral que traiga solapada la precarización laboral o la quita del poder adquisitivo del salario.

“Antes de hacer una reforma tributaria usted tiene que orientar el modelo de desarrollo que quiere; y la reforma tributaria es consecuencia de ello –expresó de Mendiguren en comunicación con Mañana Sylvestre-. Hoy la Argentina exporta maíz e importa pollos, exporta trigo e importa fideos, exporta cuero e importa zapatos… Este modelo está claro que genera una primarización de la economía que no logra resolver el problema del empleo ni la pobreza, y tampoco genera una mayor facturación del país”.

“Si usted quiere un modelo económico que agregue valor y que priorice la producción, lo primero que debe hacer es diagramar esto. Y luego el sistema tributario tendrá que dar respuesta a este espíritu. No es al revés”.
“Por ejemplo si usted quiere integrar a la Argentina, tiene que promover la radicación de la producción en el interior del país –ilustró el diputado nacional-. Ahora fíjese que una de las reformas que mandó el gobierno va en el sentido contrario: las pymes de Salta y Tucumán, donde la mayoría de la economía es no formal, tenían una ventaja de que el 7% de las cargas patronales las podían descontar de ganancias. Con el nuevo paquete esto se lo sacarán…”.

Para de Mendiguren la pregunta esencial es la siguiente: “El gobierno, ¿quiere promover el empleo de mano de obra en el norte, o lo quiere desalentar? ¿Quiere alentar que una persona vaya a producir lejos de los centros urbanos, o en cambio fomenta que a través del sistema tributario se concentre cada vez más la economía argentina a nivel territorial (en un país donde ya el 92% de la población está en el 2% del territorio)?”.

Impacto sobre pymes

Consultado sobre si la reforma tributaria puede hacer que cierren pymes, el diputado massista destacó que “lo primero que necesitan las pymes es nivel de actividad. Les podés dar todas las facilidades para que tomen gente, pero si por otro lado les achicás la economía –hoy la Argentina está importando hasta tomates, peras, manzanas de distintos lados, chanchos y espárragos de Bélgica-, bueno, lo que manda es la macroeconomía… Y la macroeconomía no está favoreciendo la producción local ni promoviendo las exportaciones; está más bien subsidiando la importación “.

“Lo primero es definir la macroeconomía y que las pymes tengan nivel de actividad (cosa que ocurre cuando entre otras cosas hay demanda) -apuntó de Mendiguren-. Y lo segundo es que haya un espacio de rentabilidad razonable que permita realizar una inversión. Por ejemplo en Río Negro las pymes son todos productores de peras y manzanas, que ven que por costos no pueden sacar las peras de las plantas y por otro lado se están importando productos…”.

“La pregunta entones es si vamos hacia una macroeconomía que va a abandonar la bicicleta financiera como eje de la política económica argentina, para ir a una economía de producción, o si en cambio seguiremos en un modelo financiero importador, donde cada vez es más caro producir y más barato importar?”, enfatizó de Mendiguren. Y añadió: “Hace más de un año alerté sobre la bicicleta. Un país que decreta el ingreso y egreso de capitales, junto con el retraso cambiario y tasas de intereses altísimas, lo que genera es el ingreso de capital especulativo. Esto lo podés tener como una emergencia; pero la semana pasada la bicicleta en vez de desacelerar, aceleró…”.

El dirigente de la UIA señaló que desde le Frente Renovador “no vamos a apoyar ninguna reforma laboral que traiga solapada o escondida la precarización laboral o la quita de poder adquisitivo del salario. Por dos razones: de justicia social y también del mercado. Porque la única locomotora que tiene el mercado interior es el poder adquisitivo del salario. Entonces si queremos ajustar por ese lado, estamos ´martillándonos los dedos`; se nos va a caer el mercado”.

“Otro tema importante que trae el Gobierno –alertó de Mendiguren-, es la reforma jubilatoria. Porque es como el tero: grita por otro lado, pero los huevos están por otro lugar. Ahí es donde viene el verdadero lugar del ahorro y donde se quiere ajustar el modelo, por el lado del tema previsional”.
Con respecto a la reforma laboral, el dirigente de la UIA manifestó que “es cierto que hay que adaptar el tema laboral a las nuevas formas de producir en el mundo. Y esto es algo que conoce bien cada gremio en particular con su sector: cómo hay que modernizar, ya que hoy existen nuevos puestos de trabajo que antes no estaban. Esto hay que conversarlo con los sectores del trabajo. Pero cuidado que esto no traiga escondido precarizar el empleo y pérdida de poder adquisitivo del salario…”.

Lunes 13 de noviembre de 2017