Aportantes truchos a Cambiemos: “Tengo un sentimiento de bronca e indignación”, indicó el empresario Fabián Balut

El presidente de la empresa Balut Automotores SA Runner, en diálogo con Gustavo Sylvestre manifestó su malestar por la utilización de su identidad como financista “trucho” para la campaña de Cambiemos de 2017.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El presidente de la empresa Balut Automotores SA Runner, en diálogo con Gustavo Sylvestre manifestó su malestar por la utilización de su identidad como financista “trucho” para la campaña de Cambiemos de 2017.

“Tengo un sentimiento de bronca e indignación, porque (es feo) que utilicen tu identidad para blanquear fondos de campaña, y menos de un Gobierno que vino a traer transparencia o la modernización de la política”, expresó en el aire de Radio 10 el empresario de Bahía Blanca Fabián Balut, dueño de la empresa Balut Automotores SA Runner.

“Mi trabajo es incentivar a la gente a que denuncien, no hay que dejarla pasar porque es algo muy serio para el futuro de la república”, acotó sobre la presunta maniobra realizada por el oficialismo para blanquear dinero aportado a la campaña y adelantó que ya presentó la denuncia en sede judicial a la espera que avance la investigación.

Balut había sido parte en provincia de Buenos Aires del espacio Recrear que conducía Ricardo López Murphy, aunque ya se ha alejado de la política hace tiempo para dedicarse a su actividad empresarial.

“Como ex integrante de Recrear lo sufrí a Esteban Bullrich como analista político, que en una elección trucha se quedó con el partido en la Provincia para después integrarse al PRO. Nada me sorprende y nunca hubiera aportado a la campaña de este señor”, refirió.

El futuro, a corto y mediano plazo

Consultado sobre el futuro político del país, consideró que “el panorama es cada vez más complejo… el pasado porque fue pasado y el presente porque es el presente. Lo único que tengo claro es que hay que salir a poner blanco sobre negro en estas cuestiones para mejorar la política”.

En relación a la situación económica del sector automotriz, adelantó que se viene tiempos delicados y un segundo semestre que promete ser “durísimo”. Aseguró que la caída de la demanda ya se nota en el sector, y se pronostican 200.000 unidades menos de venta sobre el cálculo inicial que aseguraba una comercialización cercana al 1 millón de autos.

Viernes 13 de julio de 2018