“Corral usó $210 millones para distribuirlos en cooperativas lideradas por punteros políticos”, dijo Leandro Busatto

El diputado provincial del Fpv-PJ, en Mañana Sylvestre, habló de la denuncia penal contra el intendente de Santa Fe José Del Corral tras el allanamiento al municipio, en la causa que se investiga el posible desvío de fondos públicos hacia entidades sin fines de lucro integradas por punteros barriales, aliados políticos del jefe comunal.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

La Municipalidad de la ciudad de Santa Fe fue allanada este martes por la Policía de Investigaciones (PDI) en el marco de la causa judicial abierta por la supuesta financiación de punteros políticos con fondos de la Secretaría de Desarrollo Social.

En Radio 10, el diputado provincial santafesino por el FpV-PJ Leandro Busatto dio detalles acerca del presunto circuito de corrupción que se habría montado en la ciudad de Santa Fe con el presunto objetivo de financiar los costos de la política.

“Lo que se descubrió por una filtración de documentos que hizo un grupo de periodistas es que el intendente de Santa Fe desde 2013 hasta este año inclusive, utilizó $210 millones para discrecionalmente distribuirlos en organizaciones no gubernamentales o cooperativas que estaban conformadas claramente por punteros políticos”, dijo Busatto.

La presunta maniobra se habría realizado en base a una ordenanza municipal, que da oriden al programa de iniciativa comunitaria que terceriza fondos públicos a organizaciones no gubernamentales y cooperativas en atención de pequeños trabajos comunales, como mantenimiento de césped, arreglo de cunetas o recolección de residuos.

“La ordenanza que prescribe este programa exige que se haga concurso público de precios para adjudicar los trabajos, además es taxativa y dice que no se puede integrar a empleados municipales en las cooperativas, y en tercer lugar es que trimestralmente se debe rendir informes en el Concejo Deliberante de los trabajos que se vienen haciendo y ninguna de las 3 cosas se hizo”, puntualizó el legislador provincial.

“Se demostró que hay más de 65 empleados municipales, empleados políticos en parte de esas organizaciones no gubernamentales, y el secretario de Desarrollo Social de la municipalidad jamás rindió cuentas al Concejo Deliberante de cómo se han utilizado estos fondos”, agregó.

Según Busatto, se descubrió una serie de irregularidad en las organizaciones, donde distintas personas figuraban con un mismo documento, algunas tenían antecedentes penales serios, y “muchas están vinculadas a la UCR por haber sido candidatos a concejales en 2005 y 2007”.

“Creo que la idea del intendente fue financiar claramente la estructura política que le servía de sostén en el territorio”, finalizó.

Miércoles 11 de octubre de 2017