Despidos en Ministerio de Agricultura:” Somos víctimas del achicamiento que está haciendo el Estado”, dijo Eduardo Shirlo, de ATE

El delegado de ATE en la provincia de Santa Fe e integrante de la subsecretaria de Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura apuntó en Mañana Sylvestre contra la ola de despidos en el sector y aseguró que “somos víctimas del achicamiento que está haciendo el Estado”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Una ola de despidos sacude a la planta de trabajadores del Ministerio de Agroindustria de la Nación, a cargo de Luis Miguel Etchevehere, y sumarían unos 115 los empleados cesados en el último recorte según comentó en Mañana Sylvestre el delegado de ATE en Santa Fe Eduardo Shirlo, quien integra el staff de la subsecretaría de Agricultura Familiar, dependiente de dicho ministerio.

“Hay un plan para dejar cesante a 330 trabajadores, y se habla que la mitad estaría en Capital y la otra en el interior”, indicó el referente de ATE en charla con Gustavo Sylvestre, aunque advirtió que esta podría ser una primera tanda hasta llegar a 900 las cesantías en dicha cartera a lo largo del año.

“Los trabajadores despedidos son gente comprometida con su trabajo, con 8 a 20 años de antigüedad y más también. No hubo preaviso y legalmente estamos muy indefensos. El 15% está en planta y el resto está contratado, estamos a merced del achicamiento que está haciendo el Estado, somos el instrumento para que el Estado esté cada vez menos presente en el medio rural”, refirió.

En cuanto a la tarea puntual que realizan, Shirlo destacó que los trabajadores de la subsecretaría de Agricultura Familiar son “los encargados de llevar las políticas públicas al productor de la comida que tenemos todos los días en nuestras mesas”

“Somos los llevamos adelante el Registro nacional de la agricultura familiar, el monotributo social agropecuario, la asistencia técnica porque somos un equipo con veterinarios, agrónomos, trabajadores sociales y antropólogos. Se trata de equipos interdisciplinarios para atender a las familias campesinas y contenerlas en el medio rural sino tiene que emigrar”, apuntó.

“Estamos con el corazón en la mano porque tocan el timbre en la casa y no sabemos si es el cartero con el telegrama de despido”, enfatizó.

Miércoles 25 de abril de 2018