“El deterioro del hospital público de la Provincia viene de años y hoy nos explota en la cara”, dijo el cirujano Manuel de Battista

Habló con Mañana Sylvestre el médico del Hospital Provincial Rodolfo Rossi de la ciudad de La Plata, quien envió una misiva a la gobernadora María Eugenia Vidal haciéndole saber las dificultades por las que atraviesan profesionales y pacientes por las deficientes condiciones que tiene la salud pública en la provincia.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El médico cirujano del Hospital Rossi de La Plata, Manuel de Battista, escribió una sentida carta a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal alertando por la pobre situación que atraviesa la salud pública en el distrito. En diálogo con Gustavo Sylvestre, detalló algunos de los contenidos vertidos en la misiva.

“El propósito es tratarle de trasmitirle la problemática a la que nos vemos enfrentados los profesionales de la salud todos los días. Estamos en la trinchera de la salud, atendemos a demanda todo lo que viene de la vía pública, en una situación donde han aumentado los pobres en Argentina, eso repercute directamente, pero es una situación que viene desde hace 20 a 30 años de abandono en la salud”, comentó.

“Tengo 33 años, pero los profesionales más grandes cuentan cómo han visto el deterioro del hospital público durante tantos años. Cómo se deteriora las condiciones para trabajar, y la atención de los pacientes. Y todo esa situación hoy nos explota en la cara”, expresó.

En ese sentido manifestó su pesar por las condiciones que presenta la salud pública bonaerense y las pocas posibilidades que tienen los profesionales de hacer correctamente su trabajo y ofrecer atención adecuada sobre todo a pacientes con males graves.

“Nos toca atender pacientes que desde el punto de vista académico uno sabe qué hacer, cómo los tiene que tratar, los plazos en los que se debiera atender una enfermedad como las oncológicas. Y uno ve a los pacientes evolucionar, pasar de estadíos, incluso morirse, y uno no hace más que acompañarlos, o darles algún tipo de tratamiento que no termina de ser el adecuado”, aseguró.

Por otra parte, puso el foco en los magros sueldos que perciben los profesionales de la salud: “Nosotros estamos completamente comprometidos con el hospital, en mi caso es la principal fuente de ingresos y cobro $16.000 por 36 horas de trabajo semanales. $2000 por encima de lo que el INDEC dice que es la línea de la pobreza”, deslizó.

“A uno se le termina haciendo cuesta arriba, no solamente por lo remunerativo sino porque uno no brinda ni trabaja en un ambiente confortable y necesario para trabajar a los pacientes. Y no podemos quedarnos callados ante esta situación”, amplió Manuel de Battista.

Miércoles 19 de abril de 2017