“En el último año cerraron más de 1000 panaderías en todo el país”, advirtió Miguel Di Betta, de la industria del pan

El presidente de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines, en comunicación con Gustavo Sylvestre, planteó los reclamos del sector ante la crisis que atraviesa la industria, y advirtió que el kilo de pan podría subir este año hasta los $90 o $100, si no se toman las medidas necesarias.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Vamos a ver si el Gobienro toma cartas en la mesa sobre el momento que estamos viviendo y la difícil situación que estamos. Más de 1000 panaderías en todo el país cerraron por las tarifas impagables, las materias primas que han sido dolarizadas, y la baja de ventas”, alertó Miguel Di Betta, titular de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines.

El empresario advirtió que las ventas de pan bajaron entre 30% y 35%, dependiendo de cada provincia, y relacionó la caída de la actividad con la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, producido durante estos últimos años.

“Dependemos del cliente, si no compran pan, el comercio cierra”, dijo y reclamó para el sector el “cese de embargos por parte de AFIP”, un “control sobre el precio del trigo” por el alza del precio de la harina que acumuló un 300% en el último tiempo.

“Si en 30 días no recibimos respuesta del Gobierno no vamos a saber cómo salvar los puestos de trabajo”, dijo y anticipó que el precio del pan podría llegar a los $90 o $100 por kilo durante este año.

Lunes 14 de enero de 2019