“Episodios de stress agudo pueden bloquear el acceso a información del propio cerebro”, dijo Pedro Bekinstein,neurocientífico

El caso del papá que olvidó a su beba durante 9 horas en su auto, motivo por el cual la chiquita perdió la vida, sacude a la sociedad y en Mañana Sylvestre consultamos al biólogo y experto en neurociencia para saber qué pudo pasar en la mente del hombre para generarse semejante negligencia.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En la localidad de Santos Lugares en la provincia de Buenos Aires, un padre olvidó fatalmente a su beba en un auto durante 9 horas, situación que generó la muerte de la chiquita por asfixia e hipertermia.

Según versiones comentadas por vecinos el hombre había sufrido recientemente un accidente cerebrovascular (ACV) que había dejado secuelas como la pérdida de memoria.

Para conocer qué causas pueden provocar una distracción semejante, en Radio 10 dialogamos con el biólogo y neurocientífico Pedro Bekinstein, autor del libro “100% memoria”.

El especialista comentó que casos similares pueden darse por episodios agudos de stress que disparan bloqueos mentales, donde el cerebro pierde la capacidad de acceder a información guardada previamente.

“Se sabe que episodios de stress agudo con cantidades inusuales de cortisol bloquean los mecanismos para acceder a la información almacenada. Por ejemplo en experiencias traumáticas como asaltos a mano armada, la gente se acuerda parte de los hechos pero muchas veces no se acuerda la cara del asaltante”, explicó.

“Va a ser una experiencia traumática para el padre, va a quedar almacenada en la memoria y va a tener que superarlo con ayuda terapéutica. Más allá de esto, la responsabilidad, sin embargo, está, y esto tiene sus consecuencias”, consideró.

Sobre los modos de establecer diagnósticos para prevenir situaciones fatales como esta ocurrida en Santos Lugares, Bekinstein remarcó que “se tiene que estar atento a los pequeños olvidos porque cuando suceden de manera frecuente en un tiempo corto, puede ser que haya que consultar por cierta patología”, aunque aclaró que tampoco hay que ser “alarmistas”.

Jueves 8 de noviembre de 2018