Héctor Recalde: “Que no nos tomen de giles porque la imputación no es de extorsión, es de cohecho”

El ex diputado nacional, en conversación con Gustavo Sylvestre, habló de la famosa causa de los cuadernos, manifestó que se quiere correr el eje de la investigación porque los empresarios están imputados por presuntas coimas y no por haber recibido amenazas. Recalcó que “todo es nulo de nulidad absoluta y va a llevar a una frustración, porque si hubo corrupción, hay que probarla”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

La famosa causa por cuadernos del chofer Oscar Centeno sigue en el eje de la polémica y en Mañana Sylvestre opinó el ex diputado nacional por el FpV-PJ Héctor Recalde, quien remarcó que las imputaciones contra empresarios son por coimas y no por ser víctimas de extorsión, a la vez que cargó las tintas sobre las presiones de los mismos empresarios realizan sobre dirigente políticos recordando el intento de soborno que desarmó junto a su hijo Mariano Recalde, cuando se dio tratamiento a la ley que eliminaba los tickets canasta.

“Uno respeta el derecho a la defensa y la presunción de inocencia de los empresarios, pero que no nos tomen de giles porque la imputación no es de extorsión, es de cohecho”, dijo Recalde al respecto en Radio 10.

“Hace dos años vengo diciendo que el eje del mal de este gobierno es la falta de institucionalidad. Todo este proceso tiene que ver con la doctrina del árbol venenoso porque los frutos están envenenados, todo es nulo de nulidad absoluta y va a llevar a una frustración, porque si hubo corrupción, hay que probarla”, precisó.

A la vez, repartió críticas a las últimas declaraciones del ex juez Norberto Oyarbide, quien declaró en sede judicial en esa misma causa, que habría recibido aprietes para fallar a favor de la familia Kirchner en una investigación sobre presunto enriquecimiento.

“Me asombra que quienes fueron jueces digan que fueron apretados y ni siquiera hicieron la denuncia”, deslizó.

Antes, en charla con Gustavo Sylvestre, Recalde recordó los aprietes empresarios y los intentos de coimas que sufrió junto a su hijo Mariano Recalde en la previa al tratamiento del proyecto de ley que ponía fin a los tickets canasta.

Al respecto relató: “Al día siguiente que presenté ese proyecto que eliminaba los tickets canasta, ya estaba informado el presidente de la cámara que administraba estos vales, me pidió una audiencia y yo siempre la concedí. Como le sentí un tufillo raro lo recibí con 3 personas más y obviamente ese día no pudo. Luego vino una persecución y más tarde me sugirieron la posibilidad de sobornarme”.

“Hicimos una cámara oculta con la participación de un escribano, por eso Mariano (Recalde) se puso una cámara en la corbata y ahí salió con toda claridad quienes eran y está grabado lo que ofrecieron y el máximo que llegaron a ofrecer fue US$20 millones”, agregó.

Jueves 9 de agosto de 2018