Represión a trabajadores despedidos en la planta de Pepsico

El móvil de Mañana Sylvestre estuvo en la localidad de Florida en el partido de Vicente López y recogió testimonios de los trabajadores reprimidos tras el violento ingreso de personal de Gendarmería al predio de la empresa multinacional Pepsico.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Nunca viví una cosa así y no pensé que íbamos a llegar a esto. Lo único que queremos es volver a trabajar porque la planta está para funcionar. Hubo gente herida a la que le tiraron gas pimienta en los ojos”, expresó Mercedes, trabajadora despedida tras el cierre de actividades de la planta Pepsico en el predio ubicado en el barrio de Florida, en el partido bonaerense de Vicente López.
Esta mañana agentes de infantería de la Policía Bonaerense junto a personal de Gendarmería ingresaron por la fuerza a la planta de la multinacional y desalojaron a trabajadores que habían tomado la planta en protesta por el cierre de la fábrica, tras la orden impuesta por la jueza Andrea Rodríguez Mentaste.

Acerca de cómo vivieron los trabajadores las últimas semanas previas al cierre de la compañía, Mercedes comentó que “había líneas que ya no andaban y faltaban materia prima” aunque aclaró que desde Recursos Humanos negaron un eventual cese de actividades de la fábrica. “Después del feriado nos encontramos con un papelito en la puerta que decía que la fábrica cerraba”, contó.

Momentos de tensión se vivieron cuando las fuerzas de seguridad ingresaron al predio, tras desarmar en las afueras de la empresa las carpas y barricadas montadas por los trabajadores. Hubo golpes, y forcejeos, mientras que un grupo de trabajadores resistían desde los techos de la empresa, y amenazaban incluso con tirarse al vacío. Finalmente, todo volvió a la calma, y la empresa fue desalojada en su totalidad, quedando 5 personas demoradas y varios heridos.

Por su parte, opinó desde el lugar, Myriam Bregman, dirigente del PTS y del Frente de Izquierda, quien responsabilizó a Macri y a Vidal por la represión a los trabajadores. “Son represores, se les cayó la careta, hablan de diálogo, este es el diálogo de Macri y Vidal. Estas obreras mañana no van a tener para comer ni para mandar a sus chicos a la escuela”, expresó y apuntó contra la Justicia: “Los jueces son títeres de este Gobierno, que quiere avanzar en despidos y flexibilización laboral”.

También opinó en el predio de Pepsico el delegado de los trabajadores del subte PTS Claudio Dellacarbonara. “Lo que pasó es lo que veníamos advirtiendo, una orden de desalojo totalmente ilegal cuando todavía no se ha expedido la Justicia sobre el lockout de la empresa y el gobierno de María Eugenia Vidal y el de Macri bancando esta verdadera estafa de la empresa Pepsico que ha cerrado y ha dejado a 600 trabajadores en la calle, que no tiene ninguna crisis como dice tener, sino que está importando desde Chile los productos que antes fabricaba aquí, y la represión policial al servicio de las grandes patronales”.

Jueves 13 de julio de 2017