Soledad Acuña: “En el último año habrá prácticas educativas, y se incorporarán habilidades fuera de la escuela”

El ministra de Educación porteña explicó en Mañana Sylvestre detalles de la propuesta de reforma educativa que incluyen en la secundaria experiencias formativas fuera de las instituciones educativas y aclaró que no se trata “ni de trabajo, ni de pasantías”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En aire de Radio 10 la titular de la cartera educativa en el ámbito porteño Soledad Acuña destacó las reformas que impulsa el Gobierno de la Ciudad en la currícula de estudios, y destacó que se trabajará con el objetivo de lograr una actualización pedagógica con criterios propios del Siglo XXI.

“Planteamos que el último año es un paso al más allá de la escuela tiene que ser el cierre de todo el proceso de aprendizaje y de la educación obligatoria. El último cuatrimestre del último año se van a hacer prácticas educativas, donde van a tener que seguir estudiando e incorporando habilidades pero fuera de la escuela. Estas prácticas pueden ser en instituciones gubernamentales, de la sociedad civil, o del ámbito privado”, explicó Acuña en conversación con Gustavo Sylvestre y su equipo de trabajo en Mañana Sylvestre.

“Los alumnos vivirán la experiencia de estudiar fuera del aula”, remarcó y aclaró que la práctica no se trata “ni de trabajo, ni de pasantías”. Estimó que la propuesta tendrá una “implementación gradual” y que en 2018 habrá 20 escuelas estatales piloto donde se avanzará en esta propuesta y a las que se sumará algunas entidades del ámbito privado.

“Como Gobierno la idea es que vamos a ofrecer una serie de espacios donde se puedan realizar prácticas de acuerdo a las distintas orientaciones de las escuelas, porque algunas tienen orientación en economía, en computación, educación, en técnico-mecánica. Y habrá muchas instancias de cuidado para que se garantice de que sea un proyecto educativo”, apuntó.

“Hoy tenemos que trabajar con nuevas tecnologías, con multimedia, con pantallas. Y estamos apostando a que los docentes puedan transmitir el conocimiento de otra forma. En primer lugar no segmentando el conocimiento en asignaturas, si no trabajando por áreas de conocimiento de forma mucho más personalizada porque no todos los chicos aprenden de la misma manera ni al mismo tiempo, ni a todos les interesa todas las áreas de conocimiento”, expresó.

Luego añadió Acuña: “Habrá objetivos individuales por encima de un piso mínimo, apostamos a trabajar con guías y con proyectos autoadministrados para que puedan ir avanzando de acuerdo a sus competencias para trabajar en proyectos y a tomar algunas de las buenas prácticas que había en nuestras escuelas”.

Respecto de la última reunión que mantuviera con alumnos en la sede de la Defensoría del Pueblo porteño, la funcionario destacó el ámbito de diálogo y de intercambio de ideas y agregó que se sistematizarán estos encuentros a partir de la próxima semanas, pero con grupos más reducidos.

“Es bueno sentarse a hablar, mirarse a la cara y decir lo que uno opina y escuchar al otro por más que opine distinto”, dijo y acotó:

“Todos coincidimos en que es necesario transformar la escuela secundaria, y los chicos también manifestaron eso, que la escuela no les está dando respuestas y no es el espacio donde encuentran herramientas para construir su futuro”.

Jueves 21 de septiembre de 2017