“Armamos el índice “Alto Guiso”, y el resultado fue una inflación acumulada de 505% en 7 años”, indicó el economista Juan Fernández

El director de la consultora Oikos Buenos Aires presentó en Mañana Sylvestre el especial informe que realizó con el foco puesto en la subida de precios de los productos que forman parte de un típico guiso, que en 2011 costaba $15, y hoy se ubica en $76, a la espera de los nuevos aumentos que vendrían por los coletazos de la corrida cambiaria.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Tratamos de sacar alguna cuenta divertida, algún dato particular que le llegue a la gente, y estamos hablamos del “Alto Guiso”, ese personaje que se hizo célebre y que decía que podía hacerlo con $15. Armamos el índice, y el resultado fue una inflación acumulada en 7 años de 505%. Lo cual implica que es Alto guiso que valía $15 en agosto de 2011, hoy costaría $76”, comentó en diálogo con Gustavo Sylvestre, el economista Juan Ignacio Fernández, director de la consultora Oikos Buenos Aires.

La consultora se basó en un popular video realizado en 2011 en el que a la entrada de un estadio de fútbol un hincha se quejaba por el precio que cobraban por las hamburguesas, y aseguraba que con los $15 que se pedían por cada una, se hacía un “alto guiso”

“La idea es sacar una idea divertida para la gente y que se dé cuenta de los fenómenos económicos. Tomamos una canasta representativa de alimentos, como la carne y las verduras, y el promedio lineal da este índice para Capital Federal. Allí se ve cómo se fue desdibujando el poder de compra, y cómo íconos culturales o frases icónicas se distorsionan con los fenómenos económicos”, indicó Fernández.

El consultor remarcó que las grandes subas inflacionarias “se dieron con la devaluación de 2014 cuando estaba Kicillof, y de 2016 con Prat Gay y la salida del cepo cambiario”, aunque aclaró que una nueva suba estaría a las puertas tras la disparada de la moneda extranjera. “Con este movimiento del dólar seguramente haya un salto bastante agresivo. En un par de semanas tendremos los nuevos datos”, indicó.

De cara a lo que vendrá en el corto y mediano plazo, el economista se mostró pesimista y aseguró: “Se están pinchando los globos de Macri”.

“El Gobierno fue muy optimista con el tema fiscal y era cuestión de tiempo que alguien estornude desde afuera para que los inversores empiecen a notar que esto no iba para ningún lado”, deslizó.

Martes 15 de mayo de 2018