“El salario mínimo de Argentina es el que más pierde poder adquisitivo de América Latina”, sostuvo Santiago Fraschina

El economista y director de la carrera de Economía de la Universidad de Avellaneda, en diálogo con Mañana Sylvestre, dio detalles del último informe desarrollado por la casa de altos estudios sobre la evolución del salario real. El especialista habló de un retroceso de un 6,1% en el poder de compra durante los últimos 2 años y prevé pérdidas del orden del 10% para 2018.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Según el último informe del Observatorio de la Universidad de Avellaneda, el salario mínimo en Argentina cayó 6,1% durante los últimos dos años.

En el aire de Radio 10, el economista y referente de esa universidad, Santiago Fraschina explicó en detalle los resultados del trabajo y remarcó un dato preocupante ya que “el salario mínimo de la Argentina es el que más está perdiendo poder adquisitivo en América Latina”.

“El año pasado recuperó un poco pero no llegó a compensar la caída de 2016 que fue muy fuerte. El que tuvo una fuerte suba del salario mínimo, todo lo contrario a nosotros, fue Bolivia, con un aumento del 8,2%”, resaltó.

El dato es preocupante por la evidente correlación entre los salario mínimo de los trabajadores registrados y los ingresos de la economía informal. De esta forma para Fraschina, esta caída del poder de compra de los salarios “impacta en forma regresiva sobre la distribución del ingreso”.

“Es muy difícil llegar a un concepto de Pobreza Cero si se cae el salario mínimo y se pierde poder de compra”, dijo el experto y consideró erróneo el concepto que maneja el Gobierno en materia económica porque “disocia consumo de inversión”, y para Fraschina hay un círculo virtuoso entre consumo, producción, mercado e inversión.

“Si no hay consumo no hay venta, y no hay decisión de aumentar la producción y esto va a impactar en la inversión. Es un error estratégico bajar los salarios porque retrasa el consumo y afecta a las inversiones”, consideró.

Respecto de las previsiones para 2018, el analista destacó que hay muchos consultores que ya hablan de una inflación mayor en 2018 a la del año pasado, que podría rondar el 25%, lo que significaría una posible nueva caída del salario real, que para Fraschina estaría en el orden del 10% para este año.

Martes 6 de febrero de 2018