“Quedó claro que se trata de una persecución política, no hay argumentos para que Lula siga preso”, dijo Mónica Valente, del PT

La secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de los Trabajadores (PT), en comunicación con Gustavo Sylvestre, habló de la existencia de una “maniobra” político-judicial para impedir la liberación del ex presidente de Brasil.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Un inesperado tironeo judicial mantiene en vilo a Brasil por la situación procesal del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde hace 90 días y sobre el que pesa una condena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y blanqueo de capitales. Todo sucedió luego de la decisión del camarista Rogerio Favreto, miembro de Tribunal Regional Federal N°4, quien ordenó que Lula deje en forma “urgente” su prisión en la Superitendencia de la Policía Federal en Curitiba para hacer frente a los actos de campaña y entrevistas televisivas, con vistas a la campaña presidencial próxima en el país vecino, tras el hábeas corpus presentado por legisladores del PT.

En Radio 10 habló Mónica Valente, secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de los Trabajadores y recalcó la “persecución política” que marca a su criterio el encarcelamiento del líder brasileño.

“Ayer quedó clarísimo que se trata de una persecución política, no hay argumentos para que Lula siga preso”, expresó, Valente.

“Es muy grave porque cada día se configura más un estado de excepción en Brasil, porque el juez que concedió el habeas corpus tenía todas las garantías constitucionales para hacerlo y durante todo el día, los funcionarios judiciales contrariando todas las normas procesales gastaron todo el día impidiendo que la decisión del juez fuera cumplida, y que Lula fuera liberado”, agregó.

La dirigente del PT apuntó contra el juez Sérgio Moro, el relator del proceso João Pedro Gebran Neto, y el presidente del Tribunal Regional de Porto Alegre Carlos Eduardo Thompson Flores y anticipó que desde su espacio político analizará presentar un recurso para lograr la libertad de Lula recurriendo la medida a instancias superiores.

“Haremos un acto político en la calle. La gente está indignada, quieren verlo a Lula libre. El pueblo está de guardia esperando que Lula salga”, expresó Valente.

Lunes 9 de julio de 2018