Despidos en Radio Nacional: “Pretendían quedarse con sueldos de directores, que eran de casi $100.000”, precisó Hernán Lombardi

El funcionario a cargo del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos tuvo su derecho a réplica en Mañana Sylvestre y contestó a las acusaciones de Liliana Fellner. “Falta a la verdad descaradamente”, dijo Lombardi sobre la senadora y aseguró que los despedidos había sido nombrados “por la política” y pretendían “perpetuarse en los cargos”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El cruce que mantuvieran el titular de Medios y Servicios Públicos del Estado Hernán Lombardi y la senadora del FpV en el Congreso de la Nación por los despidos en Radio Nacional tuvo su segundo round en Radio 10, y el funcionario replicó los dichos de la senadora ante los micrófonos de Mañana Sylvestre.

“Fellner falta a la verdad descaradamente, como no puede tener la razón apela a la falta de verdad”, precisó Lombardi sobre la senadora del FpV, quien en diálogo con Gustavo Sylvestre, aseguró que los despidos eran de corte “político”, y habló de “persecución”.

“A lo mejor tiene un problema semántico y habría que regalarle un diccionario. Si confunde capas geológicas con ideológicas, es un problema de interpretación de las palabras que es un punto donde ya uno no puede entrar”, ironizó fiel a su estilo el funcionario de Cambiemos.

Lombardi negó que los empleados despedidos en Radio Nacional fueran trabajadores rasos, y aseguró que era gente que “pretendía quedarse con sueldos de directores, que eran de casi $100.000”.

“Pensamos que hay una gran deformación no solo en Radio Nacional, sino en tantos estamentos del Estado. Porque viene la política y nombran gente, y luego se va la política y esa gente se queda en sus cargos. Esto no solo pasa en Radio Nacional y no solo pasó en la década anterior. Es una mala práctica que tiene la política con respecto al Estado. Francamente nos parece que esta idea de perpetuarse en los cargos desvirtúa al verdadero trabajador del Estado”, evaluó el titular del Sistema de Medios.

Por otra parte, indicó que los trabajadores no ingresaron por concursos regulares sino que estaban “totalmente amañados” porque en la mayoría de ellos “se presentó una sola persona porque era el mismo que se había tomado en planta transitoria”.

“Esta cuestión de no renunciar a los cargos políticos también pasó en el nivel nacional, y hubo gente que tuvo conductas muy dignas. Puedo tener diferencias con la exdirectora María Seoane, pero ella renunció, en cambio el vicedirector Vicente Muleiro aspiró a una indemnización”, añadió en Radio 10.

Jueves 20 de abril de 2017