Para conocer cómo se organizan los grupos de Facebook para realizar los cacerolazos

En Mañana Sylvestre, Luciano Bugallo miembro de la Red Encuentro Ciudadano, se distanció de partidos y políticos de oposición y dijo que la idea del cacerolazo “es una expresión ciudadana no partidaria”. Además dijo que hay “mucho mito” sobre la organización de estas protestas, y que los grupos de Facebook sólo “son medios para comunicar una propuesta”.

“Quiero aclarar que Red de Encuentro Ciudadano no tiene nada que ver con esto, porque es una ONG de la cual integro y soy miembro, pero está ajeno a esto.
“Los 45 grupos (de Facebook) no somos los organizadores sino que comunicamos, y difundimos una expresión que la gente necesita un reclamo a través de las redes, y nadie se puede cargar con el hecho de sentirse dueño u organizador de lo que fue el 13 (septiembre) o el 8 de noviembre próximo”, dijo Bugallo, quien se preocupó por deslindar responsabilidades sobre estas protestas a la Red de Encuentro Ciudadano, la ONG de la participa.

“Es verdad que los primeros cacerolazos fueron autoconvocados, y me acuerdo del tercer cacerolazo donde Beatriz Sarlo hablaba en la tapa de Noticias de que había desorganización, que se notaba desorden y falta de coordinación, y quienes estábamos a cargo de algunos de los grupos empezamos a ponernos en contacto, a evitar que fuera tan desorganizado”, explicó sobre el origen de los grupos convocados por las redes sociales.

“Hay muchos de los administradores que nos conocemos personalmente previo a los cacerolazos, y después en forma virtual vas formando una amistad, en la que algunos se manifiestan de modo cara a cara y otros de modo virtual”, dijo.

En relación al modo de organización, Bugallo precisó que “hay mucho de mito de esto, de que habla que hay una organización que los maneja, que se junten, que definen fechas. El tema de las fechas, los mismos grupos decían hagamos otra fecha ya, hay que salir de vuelta, y también había que ver la respuesta del Gobierno, porque octubre era un mes de mucha movilización por parte del oficialismo, y del peronismo. En común acuerdo se llegó a la conclusión de que había que esperar a que pasara octubre. Aparecieron 5 o 6 fechas dando vueltas y que no llegaron a nada”.

Bugallo negó que fuera parte de un grupo organizador de las protestas y dijo que los grupos funcionan como “medios para comunicar una propuesta, y la gente se va sumando”. “La idea es que sea una expresión ciudadana no partidaria. He leído a un par de políticos que se han querido sumar, subirse arriba a la moto, cosa que no tiene nada que ver y me parece poco feliz que se puedan sumar ahora. Principalmente algunos políticos que antes del 13 no pensaban participar y cuando vieron que la movida se venía grande se sumaron a último momento”, señaló.

“Los políticos, tanto del oficialismo como de la oposición, tendrán que hacer su lectura desde los lugares que le tocan ocupar, saber atender las demandas”, indicó y más adelante detalló que “nos hemos juntado con muchísimos (políticos), inclusive he estado yo particularmente en contacto con gente que está en el oficialismo, y después cada uno analiza lo que le parece más coherente”.

“Quien quiera traer una bandera política, la red es como que lo autoexcluye. No queremos que esto termine teniendo un tinte político”, subrayó.

Sobre los objetivos de los cacerolazos, Bugallo relató que “para unos será un reclamo, para otros un llamado de atención, pero es un llamado a hacerse cargo al oficialismo, de atender los reclamos de todo un pueblo, tiene que gobernar para el 100%, y no solamente para el 54%, y una oposición que debe saber poner límites necesarios, si tiene que acompañar en ciertas medidas que acompañe pero hay momentos en que debe plantarse y poner límites, sobre todo en lo que es el pasar por arriba a las instituciones, que es lo más hace ruido en la gente que participa. Y como último teme, es el del no a la reforma (constitucional)”.

Audio completo de la entrevista

Lunes 15 de octubre de 2012