¿Por qué el Papa Francisco no viene a la Argentina?

En la nota escrita por Gustavo Sylvestre durante 2017, el periodista explica las razones que distancian a Francisco de una visita oficial a nuestro país, cuando ya estuvo en Brasil, Bolivia, y ahora en Chile y Perú.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El Pontífice se ha mostrado molesto con algunos funcionarios del gobierno de Macri, a quienes responsabiliza de ciertas campañas en su contra que cada tanto asoman en las redes sociales o en medios cercanos al oficialismo. El Papa ha condenado las políticas neoliberales en el mundo entero, y por lo tanto, se sabe que, el Papa Francisco, no está de acuerdo -aunque nunca lo manifestará- con la política económica que lleva adelante el gobierno de Macri.

Días antes del 25 de mayo pasado, el Papa se comunicó telefónicamente con el Cardenal Primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires, el Cardenal Poli, a quién le manifestó su sorpresa por la tibieza que manifestaba la cúpula de la Iglesia Argentina ante la situación de deterioro social que se vive en la Argentina.

Tal vez, por producto de ese mensaje, el Cardenal Poli pronunció una homilía más dura en el Tedeum del 25 de mayo, frente a las autoridades nacionales, donde habló de las situaciones sociales extremas que pueden generar violencia, y se refirió a los elementos que dividen a la sociedad.

En más de una oportunidad el Papa ha comentado a algunos argentinos de su extrema confianza que lo visitan en Santa Marta, que muchas veces no se ha sentido “cuidado” por el episcopado argentino frente a ataques a su figura que, a su entender surgen de oficinas cercanas a las del Presidente de la nación. Y se ha mostrado dolido porque muchas de sus predicas sociales no se ven reflejadas en el accionar de la cúpula eclesiástica de nuestro país. Esta sería la principal causa por la que, hasta el momento, el Papa no viene a su país.

Sí se siente representado por muchos curas que son fieles a sus enseñanzas y preferencias, y por algún que otro Obispo, que cada tanto comunica su predica en nuestro país.

La reciente iniciativa del episcopado, inmediatamente corregida, de querer reinstalar el tema de la “reconciliación” entre victimas y victimarios de la última dictadura militar, tampoco cayó bien en el Papa, como el famoso 2×1 de la Corte que favorecerá a condenados por lesa humanidad.

Sin embargo en los últimos meses, se ha notado más cercanía de Francisco hacia la Conferencia Episcopal Argentina, bajo la figura de Monseñor Oscar Ojea. Estos nuevos lazos se vieron reflejados en un duro comunicado emitido este 2018 titulado “Francisco, el Papa de todos” donde se llama a evitar “interpretaciones tendenciosas y parciales” sobre los dichos del Santo Padre que “sólo agrandan la división entre los argentinos”.