Aumento del impuesto inmobiliario en Provincia: “El ajuste en los municipios es bestial”, señaló Francisco Durañona

El intendente de San Antonio de Areco aseguró que el peso impositivo que viene echando la Provincia de Buenos Aires sobre las espaldas de las familias de los municipios no es nuevo ni por el FMI: “Lo que están haciendo es quitarles los recursos a los jubilados, a los productores, a los municipios, para poner de rodillas y condicionar a la política, para seguir aplastando el desarrollo, bajar el consumo y enfriar la economía”.

En diálogo con Mañana Sylvestre, Durañona se refirió al nuevo revalúo que planteó Vidal, que en los hechos implica un incremento del 38% impuesto inmobiliario. “Esto no es exclusivamente del Fondo Monetario Internacional. El FMI es una excusa que encuentra Macri para profundizar un ajuste que viene haciendo desde el principio. No es que venía todo bien, y de repente, como dice Macri, `pasaron cosas`, y entonces vino el Fondo y llegó el ajuste… El ajuste a los municipios, a los territorios, a las provincias, a la salud, la educación, la producción y la industria viene desde el primer momento”.

Durañona se refirió a lo acontecido el año pasado, cuando todavía no teníamos la dependencia del FMI: “Este año el impuesto inmobiliario aumenta un 38%.. Pero el año pasado hubo un revalúo que aumentó 10 veces el valor de los inmuebles urbanos y rurales en la provincia de Buenos Aires. Y sobre ese incremento del 1000% se hizo el aumento del impuesto. Es decir que el peso impositivo que viene echando la Provincia sobre las espaldas de cada una de las familias de los municipios de la provincia de Buenos Aires no es nuevo, y no tiene que ver exclusivamente con el FMI. Lo que están haciendo es quitarle los recursos del bolsillo a la gente, a los jubilados, a las familias, a los productores, a los municipios, y tirándoles sobre sus espaldas gastos que históricamente estaban en manos del Estado federal. Para poner de rodillas y condicionar a la política, para seguir aplastando el desarrollo de nuestro país, seguir bajando el consumo y enfriando la economía… Eso es lo que estamos viviendo en la Argentina de 2018”.

Transferencia de costos
A modo de ejemplo, el intendente de San Antonio de Areco comentó que “una vivienda que hoy está valuada en por ejemplo 2,5 millones de pesos, el año pasado a principios de año estaba valuada en 250 mil pesos. Y sobre ese aumento le pusieron un impuesto que ya de por sí tenía un aumento. Y ahora por si fuera poco aumentan un 38% a las viviendas de las familias que viven en los territorios del interior”.

“Uno podría entender que eso es una necesidad vinculada con la capacidad que tiene una familia por el valor de su vivienda –continuó Durañona-. Pero eso en tanto y en cuanto uno pudiera percibir que la gestión en la provincia de Buenos Aires se está desplegando, que hay más acceso a la salud, que la educación está funcionando bien, que se están construyendo escuelas, que se están haciendo obras de infraestructura, cloacas, el agua corriente, pavimento urbano; pero todo esto está ausente de la agenda de la provincia de Buenos Aires. Ahora además en un acuerdo entre Macri y Vidal –o en realidad en una decisión unilateral de Macri, ya que todos sabemos que Vidal no le puede discutir absolutamente nada-, nos pasan a los intendentes el costo de la tarifa social -cuando la tarifa social en cada municipio equivale al 30% de la población de cada territorio…-“.

Durañona señaló que “es muy fácil tirarles la responsabilidad a los intendentes que todos los días nos cruzamos con la gente que tiene los problemas. El tena de la tarifa social lo vamos a tener que asumir. Pero, ¿cómo hacemos para asumirlo si el ajuste en los municipios es bestial, nos quitaron el fondo sojero, nos baja la coparticipación, de cada 100 que recibía San Antonio de Areco de parte de la Provincia en 2017, en 2018 se convirtieron en 4 pesos, y en 2019 esto va a empeorar…? ¿Cómo vamos a hacer para asumir esta transferencia de gastos que hacen a los municipios, de recursos que quedan en la Nación y también en la Ciudad? Porque esto hay que decirlo: cuando paso por la ciudad de Buenos Aires es escandaloso ver que hay 300 trabajadores para colocar 2 baldosas, y en los municipios que están más allá de la General Paz tenemos que hacer malabares para hacer dos cunetas de una cuadra…”.

Obra pública frenada
Consultado por la evolución de los trabajos en la ruta 8, el intendente de San Antonio de Areco dijo que “no están terminados; la obra pública vial está bastante frenada. Han tenido conflictos en los corralones, con suspensiones, con falta de pago de salarios, con empresas que no están recibiendo los recursos como se había prometido. El impacto que se está viviendo en los territorios del interior, que es un tema que no está en la agenda pública y mediática, es impresionante. Y estas novedades que estamos teniendo de aumento de los impuestos sobre las espaldas de las familias, la transferencia de costos a los municipios y concentración de recursos que quedan para repartirse entre Vidal, Larreta y Macri para la campaña electoral, realmente va a ser muy duro”.

Martes 6 de noviembre de 2018