“2017 fue un año complejo en la Argentina en materia de DDHH y debería preocuparle al Gobierno”, dijo Mariela Belski, de Aministía Internacional Argentina

Compartir

Este jueves Amnistía Internacional presentó un informe sobre la situación de los DDHH en la Argentina que muestra duras críticas a las política aplicadas en la materia por el gobierno de Mauricio Macri.

El texto habla de una “criminalización y discriminación” de los pueblos indígenas, resalta además las detenciones “indiscriminadas” de personas y el maltrato de mujeres por parte de la policía y pone el foco en la muerte de Santiago Maldonado, de Rafael Nahuel y en la detención de Milagro Sala.

En Mañana Sylvestre, brindó detalles del trabajo, la directora de Amnistía Internacional Argentina Mariela Belski.

“El 2017 fue un año complejo en la Argentina en materia de DDHH y es algo que debería preocuparle al Gobierno. Todos los problemas relevantes que tuvo que administrar el Gobierno y lo hizo mal están vinculados con temas de DDHH. Ni hablar toda la situación de protesta social, y la reacción del Gobierno, la represión, el uso indebido de la fuerza y la falta de una política inteligente y estratégica en cómo administrar esa fuerza en esos contextos”, apuntó Belski.

La responsable de la ONG auguró un 2018 en donde la protesta social será un denominador común en línea con las políticas de ajuste que aplicaría Cambiemos y sostuvo que “la respuesta del Estado no va a poder ser salir a los palos y a los tiros a la calle”.

“En diciembre hubo un nivel de violencia inusitado, y esto nos tiene que hacer reflexionar como sociedad, porque lo que se vivió no puede volver a pasar”, dijo.
Belski recordó a Santiago Maldonado, y sostuvo que su muerte no está resuelta hasta que la Justicia establezca las responsabilidades del caso.

“Hay que conocer qué pasó minutos antes a que Santiago termine ahogándose en el río. Como también a Rafael Nahuel se le disparó por la espalda. ¿Quién es el responsable de esto?”, remarcó.

Por otra parte, remarcó la brillante estrategia comunicacional que tiene el Gobierno de Macri y aseguró que esto lo ayuda “para disfrazar situaciones” y para “la demonización de periodistas que defienden los Derechos Humanos, y son críticos al Gobierno”.

“Cada vez que alguien sale a criticar al Gobierno, se lo ataca de alguna manera a través de las redes sociales, como a Carlos Pagni o a Hugo Alconada Mon, cuando dicen algo que al Gobierno no le gusta”, precisó.

Respecto de la reacción de funcionarios de Cambiemos ante el informe de Amnistía Internacional, Belski consideró que “el problema que tiene el Gobierno es que no puede soportar las críticas. Llegó con espíritu dialoguista y constructivo, pero al momento de la crítica, no la tolera”.

Viernes 23 de febrero de 2018