“2019 tendrá suba de impuestos y a los países que les ha ido mejor son aquellos que los han bajado”, dijo el contador Lo Cane

Compartir

Según el decreto 976/2018 publicado este jueves en el Boletín Oficial, las indemnizaciones de ejecutivos y directivos de empresas pagarán Ganancias siempre y cuando el despedido haya ocupado ese cargo gerencial durante al menos un año antes de la desvinculación y cuya remuneración bruta mensual supere en quince veces el Salario Mínimo, Vital y Móvil, es decir unos $ 160.500.

El contador Guillermo Lo Cane analizó en Mañana Sylvestre la medida dispuesta por el Gobierno, aclaró que es contraria a la doctrina de la Corte Suprema que no considera a la indemnización como ganancia.

“El Impuesto a las Ganancia es un impuesto a un flujo de ingresos y la indemnización en la doctrina no se considera ganancia sino un hecho eventual y no periódico. Las empresas en prevención probablemente efectúen la retención y después el damnificado tenga que accionar para poder recuperarla”, indicó el especialista en temas tributarios.

“Subir impuestos es siempre sacarle plata al sector privado y a los consumidores para que lo adminstre el fisco. El año que viene va a haber una suba de impuestos y a los países que les ha ido mejor es a aquellos que han bajado los impuestos, como a Paraguay que con una presión tributaria baja está teniendo un rendimiento económico muy bueno, lo cual es un ejemplo que tenemos aquí lado”, aseguró.

Resaltó que en Argentina ya son cerca de 2 millones los asalariados que pagan el impuesto a las ganancias, aún cuando Mauricio Macri en campaña había prometido eliminarlo.

Respecto del nuevo tributo a la compra-venta de inmuebles, Lo Cane aclaró que el impuesto “rige solamente para aquellos que compran a partir de ahora, no para aquellos que ya tienen el inmueble y quieren venderlo. Para estos se aplica la vieja ley”.

Viernes 2 de noviembre de 2018