Compartir

El juez laboral se unió a las críticas expresadas por el Presidente de la Corte bonaerense Eduardo de Lazzari respecto de la actualidad del poder judicial y en Mañana Sylvestre remarcó que “si no hay ciudadanía no hay Estado de derecho”.

Mucho revuelo generaron las recientes declaraciones del Presidente de la Corte Suprema de Justicia Bonaerense Eduardo de Lazzari quien calificó como “deplorable” a la actualidad de Justicia en Argentina.

“Hay causas armadas artificialmente, abusos de testigos de identidad reservada y de arrepentidos, factores de presión desde medios de prensa para arbitrar condenas mediáticas que llevan a un panorama deplorable”, sostuvo de Lazzari.

En Mañana Sylvestre dio su opinión el juez laboral Enrique Arias Gibert, quien se expresó en la misma línea que el titular de la Corte Bonaerense, y reclamó la independencia judicial como base para sostener el Estado de Derecho.

“Los jueces estamos condenados a hacer política, porque no solo está en nuestra Constitución sino en la ONU en la declaración universal sobre derechos del hombre, como es el derecho a un juicio justo. Es un tropelía utilizar testigos de identidad reservada como elemento para aplicar medidas cautelares limitantes de libertad corporal. Lo que hacen es hacer tabula rasa con el Estado de Derecho”, aseguró Arias Gibert.

“Los jueces estamos condenados a tener decisión política, no necesariamente partidaria, que nos ubican de un lado o del otro, de lo constitucional o lo anticonstitucional. Porque si alguien puede ser detenido en cualquier momento porque el poder político así lo demanda, lo que se acaba es la propia civilización”, añadió.

Además deslizó; “Cuando somos sometidos a un capricho, no hay otra cosa que la tiranía”. En Radio 10 sostuvo que desde el Gobierno se “está llevando a la Justicia al descrédito. Cuando los órganos encargados de aplicar la ley caen en descrédito, y la ley no tiene otro valor que el de la creencia y si no hay ciudadanía no hay Estado de Derecho”.

Por último cuestionó una posible reforma laboral como la que impulsaría el macrismo, refirió que “no puede ser indiferente el despedir con causa o sin causa”, y en relación a una posible flexibilización de los contratos laborales aseguró que “una república no tiene esclavos”.

Lunes 15 de julio de 2019