A 60 años del Bombardeo a Plaza de Mayo: El testimonio de un testigo privilegiado

Compartir

“Venía de Ezeiza del acto partida del canciller de Perón, (Jerónimo) Remorino. Cuando entramos cayó la primera bomba y destrozó toda la parte de la escalera, que da sobre la sala de periodistas. Allí empezó un día tremendo, terrible, oscuro de la historia argentina”, recordó el periodista Roberto Di Sandro, de larga trayectoria en Casa Rosada, lugar donde trabaja desde 1947 como cronista acreditado.

El Bombardeo a Casa Rosada y Plaza de Mayo fue llevado adelante por un grupo de militares y civiles contra la figura de Juan Perón, a quien intentaron derrocarlo a través de un golpe de Estado. El 15 de junio de 1955 aviones de la Marina descargaron bombas sobre la Casa de Gobierno y la Plaza de Mayo, así como también se atacó la sede de la Confederación General del Trabajo.

“La primera bomba destrozó la claraboya que estaba sobre la sala de periodistas subiendo la escalera, y esa claraboya cayó sobre la cabeza de un cafetero y lo mató, fue la primera muerte que vi en mi vida”, relató Di Sandro.

Acerca del fuerte bombardeo que sufrió la Casa de Gobierno, el periodista comentó que muchas de ellas “no explotaron, sino evidentemente no estaría hablando ahora”.

Fueron cerca de 300 muertos los muertos en todo el operativo de bombardeos, en Casa de Gobierno murieron 12 granaderos y un civil, el cafetero”, rememoró el periodista, quien en 2013 presentó su libro “A mí no me lo contaron”, donde relata más de seis décadas de sucesos en su paso por la sala de prensa de la Presidencia.

Martes 16 de junio de 2015