Aborto: “El Papa lo sigue considerando un hecho grave, pero baja la misericordia de dios al perdón”, dijo el presbítero José Caamaño

El presbítero José Carlos Caamaño, vicedecano de la facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina, en diálogo con Gustavo Sylvestre y todo el equipo de Mañana Sylvestre destacó el concepto de “misericordia” que debe llevar adelante la Iglesia en relación también al aborto, y llamó “a saber discernir las distintas situaciones en las que las personas viven sus situaciones de pecados y dolor”

La Iglesia tiene una misión que no es estar desparramando juicios, adjudicando culpas y penas, sino escuchando las historias de dolor que hay detrás de cada pecado y consolando esas historias a través de la misericordia y del perdón”, agregó.

Sin embargo, Caamaño aclaró que las palabras del Pontífice no significan apoyar el aborto, sino permitir su perdón.

“En el documento de clausura del año de la misericordia, el Papa desarrolla el carácter social de la misericordia y aparece el eje de la caridad que nos invita a no quedarnos inmóviles ni indiferentes y a desarrollar una cultura de la misericordia. No cambia la lectura que la Iglesia hace acerca de la gravedad que tiene el acto del aborto sin embargo modifica la actitud dando la posibilidad de perdonar y todo perdón requiere del otro lado arrepentimiento”, expresó.

En cuanto a la posibilidad de que la Iglesia brinde comunión a los divorciados, el presbítero opinó que “es un tema que está latente y que el Papa a lo que ha invitado es a un discernimiento de cada caso. Yo creo que nunca va a aparecer como una norma universal”.

“Todos los casos de separación y de nuevas uniones no son iguales, hay personas que han reconstruido su vida, y han hecho todo un recorrido de amor con otra persona, construido una familia. Entonces manteniendo la regla de la indisolubilidad matrimonial invita a discernir cada caso para actuar en consecuencia”, finalizó.

Audio de la entrevista

Martes 22 de noviembre de 2016