Alberto Lugones: “Hubo abusos en las prisiones preventivas y hay que esclarecer si el Estado estuvo detrás de esto”

El flamante presidente del Consejo de la Magistratura, en comunicación con Pablo Ladaga en Mañana Sylvestre, analizó la actualidad del poder judicial y las denuncias por lawfare durante los tiempos de Cambiemos en el poder. Sobre su ideología política se autoreferenció como “viejo radical alfonsinista” y desmintió ser kirchnerista aunque aclaró que “no reniego de ellos, tengo muchos amigos K, y los respeto”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Elegido por unanimidad de los 12 integrantes del Consejo de la Magistratura, asumió este jueves el nuevo titular de dicho organismo, el magistrado Alberto Lugones, quien reemplazará en el cargo a Ricardo Recondo.

El nuevo referente del Consejo de la Magistratura dialogó en exclusivo con Mañana Sylvestre y se definió como un “trabajador que trabaja de juez” y destacó que “fui elegido por unanimidad para esta tarea y para que actúe como uno más entre pares”.

Respecto de la identificación que hacen algunos medios con su ideología política, Lugones negó eventuales simpatías con el kirchnerismo, expresó es un “viejo radical alfonsinista”. “Quizá el progresismo me pueda acerca a la línea de los K, según ellos. No reniego, tengo muchos amigos K, y los respeto”, sentenció..

La actualidad de la Justicia

Sobre como ve el acontecer dentro del poder judicial, Lugones explicó que la Justicia “es como un iceberg, hay una parte de la Justicia que está visible y que vende notas o decisiones que se toman que generalmente están relacionadas con lo político y hay el resto de la Justicia que no aparece que todos los días y que da respuesta a la comunidad”.

Precisó que en Argentina “no hay presos políticos”, aunque advirtió que “ha habido abusos de prisiones preventivas, situaciones complejas que deberán responderse en el ámbito judicial, que el Estado estuvo metido atrás de esta intención de generar pruebas en contra de alguien, o de varios”, dijo en relación a una eventual persecución política orquestada desde los ámbitos de poder.

Sin nombrarlo, Lugones se refirió al juicio contra Amado Boudou, y los testimonios de Alejandro Vanderbroele, sobre quien se supo habría cobrado para declarar contra el ex vicepresidente.

En este sentido, Lugones consignó que “si un testigo arregla un precio para declarar en contra de alguien, eso es delito. Lo digo desde lo teórico y debe ser juzgado por un juez para ver si la sentencia que se firmó en base a ese testimonio puede mantenerse incólume o debe ser investigada para ver si puede haber otras causales para seguir imputando el delito a quien se le dictó la sentencia”.

“Muchas personas están a la defensiva como si tuvieran interés personal en que ciertas personas sigan estando detenidas y acá lo que hay que priorizar es el interés de la república”, refirió y agregó que “se le causa mucho daño a la gente que está presa sin el debido proceso»

Consultado sobre la figura del juez Claudio Bonadio, fallecido días atrás, Lugones refirió: «Bonadío para algunos es un héroe, para otros es un villano. No es el perfil de juez que yo elegiría en el ámbito del Consejo».

Viernes 14 de febrero de 2020