Crisis del sector pyme: “La caída de las ventas nos pasó por arriba y no vemos un escenario de mejora“, comentó Luis Lirio

El dueño de la fábrica de metegoles “Metegolazo”, con sede en Lugano, explicó la situación que dejó a su empresa –que es una de las dos fábricas de este producto que tiene el país- al borde del cierre. Y comentó el importante rol integrador que cumple este juego.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Metegolazo” es una empresa familiar que nació en 2007. Arrancó con 6 empleados y llegó a tener 10. Hoy está al borde del cierre con apenas 2 empleados. En 2007 un metegol valía $ 390. Hoy vale $ 8500. “En el país hay dos fábricas importantes de metegoles: una que tiene más de 50 años, y luego la nuestra. Más allá de estas dos, solo hay pequeños armadores”, contó Lirio en diálogo con Mañana Sylvestre-.

“Nuestro mejor momento fue en el 2013 y vino acompañado de la película `Metegol´, que generó un boom para nosotros –continuó Lirio-. Ese año vendimos 6200 metegoles. Fue cuando más personal tuvimos. Fue impresionante”.

Ventas desinfladas
Lirio comentó que “la crisis nos pasó por arriba: venimos de varios años de inflación y la materia prima depende de muchos distribuidores. Todos los meses hay aumentos y no lo podemos trasladar a precios, porque uno no vende… Siempre tuvimos muy buena llegada al interior del país (Santa Fe, Córdoba, Salta, Mendoza), pero ese frente fue mermando. Y lentamente las ventas generales fueron bajando”.

“A partir de 2013 empezó a haber una baja gradual de las ventas, pero significativa –detalló Lirio-. En 2014 vendimos 4200 unidades, en 2015 las ventas bajaron a 2800, luego a 1700 y hace 3 años que estamos en 1600 / 1700 unidades. Y este semestre fue el peor del año, con 350 metegoles en 6 meses, que no alcanzan ni para mantenernos. Eso hizo que tengamos que reducirnos más todavía…”.

Situación compleja
“Estamos planificando seriamente el cierre. Si de acá a fin de año no cambia la cosa… El fondo de comercio ya se puso a la venta, aunque sabemos que es un momento horrible para vender. Pero no podemos seguir sosteniendo una empresa a expensas de vender nuestro patrimonio”, señaló Lirio.
“Las tarifas nos impactaron también: la luz y el gas se catapultaron de forma exponencial”, agregó.

“Además no vemos la mejora –remarcó Lirio-. Quizás en la medida en que implementen el programa Ahora12 pueda haber una repercusión. Pero el que compra un producto de esta categoría tiene un poder adquisitivo interesante… Y claramente lo vemos con las escuelas: hasta el año pasado habíamos trabajado muy bien con los colegios. Y este año se desplomaron las ventas: ellos tienen aportes de cooperadora, pero la gente por diversas causas no puede pagarla, y si no hacen algo para recaudar fondos no pueden adquirir estos productos”.

Lirio comentó que “queremos hacer alguna campaña a ver si el Gobierno ayuda con estos temas, porque realmente es un juego súper inclusivo que ayuda muchísimo”.

Rol social
“Metegolazo” fabrica y comercializa metegoles metálicos tradicionales de aluminio fundido, con medidas estándar profesionales. “El Metegol y el ping pong son juegos tremendamente inclusivos –destacó Lirio-. Y con los chicos tienen un impacto fabuloso. El personal directivo de los colegios –con los que hemos trabajado mucho- nos cuentan siempre cómo cambian los chicos cuando juegan con estos juegos integradores, y cómo se calman…”.
“La parte social es muy interesante –destacó el dueño de “Metegolazo”. De hecho estamos haciendo una colaboración con una ONG en una escuela de Pacheco donde se está integrando el metegol y el ping pong como si fueran una materia. Y realmente con la problemática social que hay, ayudan tremendamente: los chicos cambian mucho la actitud en base al juego”.

Miércoles 10 de julio de 2019