Daniel Arroyo: «Vamos a lanzar una tarjeta que permite comprar alimentos, y tendrá asesoramiento nutricional»

El nuevo ministro de Desarrollo Social, en comunicación con Gustavo Sylvestre, esbozó las primeras medidas más urgentes en la nueva etapa que se inicia en la lucha contra el hambre en la Argentina. Evaluó como “crítica” la situación alimentaria del país y se mostró esperanzado en poder “reconstruir” el tejido social de la nación
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En charla con Gustavo Sylvestre, el flamante ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, brindó un esbozo de lo que serán las primeras medidas de gobierno en su área, y adelantó el lanzamiento de una tarjeta alimentaria para las madres con chicos menores a 6 años, como forma urgente para paliar el hambre.

«Vamos a lanzar una tarjeta que permite comprar alimentos -que no permite extraer dinero del cajero- y va a haber un conjunto de nutricionistas y promotores de salud que van a orientar a las familias. Esta tarjeta va a venir acompañada de un asesoramiento nutricional para los padres», explicó el funcionario en Radio 10.

Al respecto, subrayó el grave panorama en materia alimenticio que viven los sectores vulnerables, consideró que “la situación es muy crítica y hay que trabajar para reconstruir el país”-

“Es desesperante la baja del consumo de leche, y cuando uno hace control de peso y talla, estamos teniendo una generación de chicos petisos y obesos, eso es lo más complicado”, detalló.
Aseguró que la política de reconstrucción del tejido social y productivo será “de abajo hacia arriba”, y expresó que se trabajará en principio con unos 1000 comedores ubicados en las zonas de mayor pobreza de los grandes centros urbanos.

Créditos para la producción

En charla con Sylvestre, Arroyo habló también del lanzamiento de nuevos créditos no bancarizados para proyectos productivos.

«Hay 4 millones de personas que trabajan y no acceden a un crédito bancario y terminan endeudándose al 200% anual con prestamistas individuales. Vamos a crear un fondo de créditos no bancarios para máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital, para empezar a mover la producción desde abajo”, apuntó.

“Si un pibe tiene un taller, va a tener acceso a un microcrédito a tasas muy bajas para tener un scaner y una computadora. Esto es para empezar a mover la rueda de la producción.Vamos a evaluar cada proyecto productivo, no las garantías bancarias”, explicó.

Jueves 12 de diciembre de 2019