El último estudio electoral de la consultora Ibarómetro

Ignacio Ramirez, director de Ibarometro presentó detalles en Mañana Sylvestre de su último informe que revela que el Gobierno mantiene entre 50 a 55 puntos de imagen positiva, situación que no se condice con la apreciación de sus políticas, que “suscita valoraciones muy críticas”, estimó.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Para analizar el último estudio electoral de cara al inicio formal de la campaña, estudio en Radio Del Plata Ignacio Ramírez, titular de Ibarómetro. El consultor presentó conclusiones llamativas, que marcarían una buena imagen del Gobierno, situación que no se condice con la baja popularidad que tendrían sus políticas principales.

“El Gobierno transitó una primera mitad del año manteniendo buenos niveles de aprobación,pero venía sufriendo una lenta sangría de adhesiones que parece haberse detenido en el curso del último mes y se aproxima al fin de año sosteniendo un umbral de acompañamiento alto aunque sostenido por fundamentos débiles. Es decir que más de la mitad de los argentinos acompaña al gobierno nacional, pero la tarea de gestión concreta suscita valoraciones muy críticas”, expresó Ramírez en diálogo con Gustavo Sylvestre.

Está sostenido esa valoración en una suerte de crédito, que si en la siguiente etapa el gobierno no logra tangibilizar decisiones de gestión que produzcan bienestar lo más probable es que empiece a disolverse ese crédito”, advirtió.

En términos de números, para Ibarómetro, la valoración del gobierno oscila entre 50 y 55% de imagen positiva, mientras que el presidente está algunos puntos por debajo. Sin embargo las decisiones del Gobierno, sobre todo en materia de seguridad y aspectos sociolaborales “suscitan miradas críticas”.

La percepción que todavía el Gobierno no ha logrado desalojar es que favorece a los sectores más ricos”, dijo el consultor y aclaró que ese estigma no está tan acentuado en María Eugenia Vidal, la dirigente de Cambiemos con más alta imagen positiva, aún por encima del mismo Macri.

“Por el momento este Gobierno no ha logrado construir una marca alrededor de una política pública , como los fueron la AUH, PROCREAR o Ahora 12 en el gobierno anterior”, agregó el consultor.

Para Ramírez, los números favorables al Gobierno “descansa en una muy eficaz gestión del pasado”, que explica como la voluntad de “reescribir constantemente el punto de partida de la gestión” apoyándose en una comunicación crítica de la anterior gestión.

“Cambiemos leyó inteligentemente las posibilidades ideológicas en la campaña, donde tuvo un sesgo continuista, enfatizando la continuidad de valores y políticas públicas, pero a partir de constituirse en Gobierno, pasar de ser continuista a rupturista y refundacionante. El gobierno actualiza permanente el comienzo y reescribe el punto de partida”, aclaró.

“Esta estrategia estará en el centro en el año electoral, el gobierno aspira que el año que viene se plebiscite el kirchnerismo, no plebiscitar el balance de gestión de 2 años, sino que el mensaje sería que el pasado termine de pasar”, expresó.

Los números de CFK

En cuanto al panorama electoral en la provincia de Buenos Aires, estimó que el kirchnerismo “sigue teniendo un arraigo y una competitividad muy importante, y vigencia, especialmente en la figura de Cristina Fernández en el Conurbano”. Para Ramírez, Cristina tendría un piso electoral alto que estima entre 20 y 25 puntos, frente a otro caudal alto como el que tendría el mismo Cambiemos. Mientras que en el medio de ambos “hay un mercado electoral muy sensible a la oferta”, y difícil de estimar con tanto tiempo de antelación a un comicio.

Audio de la entrevista

Martes 18 de octubre de 2016