“En Argentina hay desinterés por el ahorro de energía”, precisó Antonio Marcos, CEO de Sinergeia

El empresario y consultor en temas de energía remarcó la falta de cuidados que existen en nuestro país en relación al consumo energético. En conversación con Gustavo Sylvestre dio importantes consejos para implementar un ahorro de energía tanto en el hogar como en las industrias.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Para hablar sobre la conciencia los adecuados modos de consumo energético, en Radio 10 estuvo el empresario Antonio Martín Marcos, CEO de la compañía Sinergeia encargada de realizar diagnósticos y poner en marcha planes de ahorro energéticos para empresas.

“Además de diagnósticos y consejos para ahorrar energía los ponemos en marcha esos diagnósticos. La novedad, es que financiamos los diagnósticos, las empresas no tienen que hacer una inversión para implementar sus planes de ahorro energético, y los ahorros permiten pagar estás inversiones con lo cual para el cliente es totalmente gratis”, explicó sobre el trabajo que está encarando desde Sinergeia.

Consultado por la realidad nacional respecto al consumo racional de la energía, Marcos precisó que “más que desconocimiento en Argentina hay desinterés”.

“En el mundo desde el año 1980 aproximadamente hay interés por ahorrar energía y en Argentina hasta ahora a nadie le ha preocupado salir de la habitación y dejar las luces prendidas”, acotó.

“El concepto de ahorro energético tenemos que tenerlo totalmente interiorizado tanto en los hogares como en las Industrias”, indicó y puso como ejemplo algo que sucede mucho tanto en empresas como en edificios de viviendas, como es la continuidad de la luz en ascensores aun cuando nadie los esté usando.

“En todo nuestro uso cotidiano se puede transformar la forma de uso de la energía. En Argentina mientras no se está usando el calefón la llamita del piloto desperdicia la misma cantidad de gas que el que consumen 800.000 hogares argentinos al año”, indicó y llamó a recambiar dichos electrodomésticos por otros que racionalizan la energía.

“En una casa lo mejor que se puede hacer es cambiar los hábitos y a partir de alli aplicar el sentido común. El no tener el aire acondicionado prendido o la estufa con las ventanas abiertas, el poner la lavadora llena cuando mucha veces se pone a la mitad es decir usar los electrodomésticos al máximo es más sentido común que otra cosa”, precisó.

En cuanto al uso público de la energía, apoyó el recambio de lámparas convenciones por la llamadas LED, aunque aclaró que es necesario aplicar un programa de uso energético en base a un diagnóstico de la iluminación
“Hay que medir la cantidad de luz que se necesita en las aceras, en las carreteras y en las calles y ver porque sustitución hay que hacerlo si hay que poner más o menos luminarias”, sostuvo.

Audio de la entrevista

Miércoles 16 de noviembre de 2016