“Hay 300 centros de diálisis en peligro de cierre y más de 30.000 pacientes diabéticos están en riesgo”, expresó Darío Zapata, de CADRA

El titular de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina conversó con Mañana Sylvestre y habló de la compleja situación que atraviesa la atención de salud a pacientes diabéticos en el país con motivo de la devaluación, la suba de costos y de insumos que hacen “inviable” el mantenimiento del sistema.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

La crisis, el ajuste en vastas áreas de la atención sanitaria, sumada a la devaluación que impacta en la suba de costos y de insumos, ponen en jaque al sistema salud. Así lo consignó el presidente de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina, Darío Zapata y en Mañana Sylvestre sostuvo que “hay 300 centros de diálisis en peligro de cierre y más de 30.000 pacientes diabéticos están en riesgo”.

“El sector está en medio de una crisis profunda que viene de hace un par de años atrás, por los costos altos ya que son tratamiento de alta complejidad y requieren de insumos importados. Una gestión de diálisis representa 80 dólares en insumos, medicamentos y lo que se les paga al personal y nosotros recibimos como retribución solo 60 dólares. Esto es inviable porque no estamos pudiendo recuperar lo que se gasta”, comentó.

Para Zapata, “ha habido una transferencia de recursos desde el Estado a los privados, porque el financiador del tratamiento en un 90% es el Estado”, aseguró.

Respecto de las negociaciones con el Gobierno, aclaró que “hasta febrero hubo diálogo”, y en marzo “nos dijeron desde PAMI que iban a dar una recomposición de valor y no lo hicieron, y en abril todavía tampoco lo hicieron”.
“Es indignante que no tengan un minuto para sentarse con nosotros. Hay pacientes que pueden morir por no recibir tratamiento. Esto es criminal e inhumano”, advirtió Zapata.

“Son prestaciones de alta complejidad, con aparatología y material importados que no se producen en el país”, dijo y agregó que otro punto a considerar es el traslado de pacientes, porque “las obras sociales transfirieron la responsabilidad a centros de diálisis, y se vio incrementado con la suba del precio de combustibles”, deslizó.

Lunes 15 de abril de 2019