Juan Ramos Padilla: “Hace más de 40 años que denuncio a jueces como Bonadio, no es por la elección del domingo”

El camarista y padre del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, reclamó en sede judicial el apartamiento del juez Claudio Bonadio en el marco de la denominada “Operación Puf”, en el que se investiga presuntas llamadas telefónicas ocurridas en la previa a la explosión del escándalo del D´Alessiogate.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El camarista Juan Ramos Padilla en comunicación con Gustavo Sylvestre explicó los motivos por los cuales presentó un escrito en sede judicial reclamando el apartamiento del juez Claudio Bonadío de la causa denominada “Operación Puf”, como se conoce a la trama que investiga cómo, previo a la presentación de la denuncia por el D´Alessiogate, ex funcionarios kirchneristas detenidos en Ezeiza ya estaban al tanto de lo que sucedería, tal como se desprende de una serie de escuchas telefónicas.

“No estoy utilizando un cambio de época ni aprovechando el momento. Fui nombrado juez en el año 1974. Fui juez provincial, nacional, federal y ahora camarista y siempre cuidé mucho mi nombre, y honor y el de mi familia. Vengo soportando que un juez como Bonadio venga investigándome a mis espaldas, y librando oficios adónde voy a hacerme todos los chequeos médicos todos los años. Que miraba mis llamadas telefónicas, y con periodistas que sacaban fotos. Si quiere saber algo, que venga y me pregunte”, dijo Juan Ramos Padilla, padre de Alejo Ramos Padilla, juez de Dolores a cargo de la causa por el D´Alessiogate, la causa que investiga una asociación ilícita con fines extorsivos que salpica a servicios de inteligencia, dirigentes políticos, periodistas y funcionarios judiciales”.

“Hace más de 40 años que denuncio a jueces como Bonadío, no es por la elección del domingo. No puedo quedarme callado porque no estaría respetando la investidura que tengo como juez”, agregó.

“Que se termine toda esta cuestión de la escuchas porque las quieren usar para la campaña electoral. Y no importa que gane uno u otro. No puede ser que a la doctora Carrió le llegan cosas por abajo de la puerta, y a un periodista de Palermo le caen escuchas desde los árboles, todo es sospechoso”, consignó el camarista.

Jueves 22 de agosto de 2019