“En la campaña Cristina parece una abuela que está tejiendo y que va a comentar su libro: es una escena premeditada y muy interesante”, destacó Roberto Marafioti

El decano del departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Moreno se refirió a la campaña electoral e indicó que, frente a la agresividad de Cambiemos, el Frente de Todos está desplegando una estrategia sumamente argumentativa en la cual tanto Alberto Fernández como Cristina y Axel Kicillof se ubicaron en roles diferentes.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En diálogo con Mañana Sylvestre el semiólogo analizó los discursos de campaña y al modo en que los medios hegemónicos cambian el significado de palabras y crean confusión para sumarse a la campaña del Gobierno. “Me interesó mucho comparar la campaña de 2015 con lo que estamos viendo hasta aquí de la campaña 2019 -porque no sabemos qué puede pasar de aquí a octubre, ya que lo único bueno que hace Cambiemos es la comunicación publicitaria política, y además tienen conocimiento de lo que son las segmentaciones y microsegmentaciones del mercado, de hablarle a públicos específicos y demás…-. Y si bien creo que en algún sentido Cambiemos está perdiendo el rumbo, hay una comunicación muy fuerte”, destacó Marafioti.

“Hacen agua desde el punto de vista económico, aunque la quietud del dólar y todos estos malabares que hacen en la economía con la anuencia del FMI, les puede dar sus resultados –continuó Marafioti-. Pero de todas maneras la campaña de Cambiemos es absolutamente agresiva y con pocas posibilidades de ofrecer muestras palpables. Lo que hacen por ejemplo es decir que construyeron 7 mil km de autopistas…-, y entre la gente que no se pregunta mucho si este dato es verosímil o no, ese dato falso se instala”.

Campaña argumentativa
Para Marafioti hay un clima de época diferente al de 2015: “La gente está de mal humor, la plata no le alcanza la plata y la situación de los jubilados es tremenda… Y a la vez a la campaña del Frente de Todos la veo como una campaña sumamente argumentativa. Por un lado construyeron una escena englobante en donde tanto Alberto como Cristina y Axel se han ubicado en roles diferentes. Cristina parece como una abuela que está tejiendo y que va a comentar su libro: es una escena totalmente premeditada, pero sumamente interesante, porque ella habla de su libro y además se consiguió un partenarie que es Marcelo Figueras, que es un literato culto y demás, pero ella de repente opina, y produce movimientos bruscos, porque su comentario político tiene una densidad enorme –dice por ejemplo que hay que discutir quiénes se beneficiaron con la deuda, y se enfoca por otro lado en la vida cotidiana de la gente (habla de la degradación de la vida de todos, y de lo que les cuesta más a los sectores más humildes)-“.

Para Marafioti la actual “no es la Cristina que estábamos acostumbrados a ver. Es otra. No quiero decir que la otra no esté, pero es muy claro que hay una densidad política en los discursos de ella que es sumamente intensa, que está intacta, pero que se replegó en función de esta campaña electoral. Y esto me parece sumamente hábil e inteligente por parte de ella, porque además le permite a Alberto llevar adelante la batuta. Y me parece además que está prefigurando el gobierno que será de él. Creo que el 2015 no vuelve más, los 12 años del gobierno kirchnerista pasaron, y lo que va a venir será otro caso. No podemos pensar en replicar el 2015”.

Propuestas de gobierno
El decano del departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Moreno agregó que “Alberto tiene mucha solidez desde el punto de vista argumentativo. Es un profesor universitario y tiene estabilidad para plantarse frente a cualquier periodista; y a pesar de la agresividad que está permanentemente en boga, él logra mantenerse…”.

“Y el otro tema que me parece importante es que Alberto empieza a plantear medidas de gobierno que apuntan a sectores que están absolutamente pauperizados –añadió Marafioti-. El gobierno de Cambiemos no solamente dejó de lado a los humildes, sino que además tiene un componente muy fuerte de desprecio hacia ellos”.

Martes 30 de julio de 2019