“Lo que pasa en el Hospital de Dolores no es ajeno a las políticas de salud de la provincia y de la nación”, indicó Jorge Sepero

El ex titular del Hospital San Roque de Dolores explicó en Mañana Sylvestre los motivos de su renuncia tras difundirse polémicos audios de conversaciones con el intendente Camilo Etchevarren, donde inducía en duros términos a derivar taxativamente a pacientes a La Plata para achicar gastos.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Esto no era una urgencia, Que no me joda las pelotas, que se vaya a La Plata”, había dicho en una conversación telefónica el intendente de Dolores Camilo Etchevarren al entonces director del Hospital San Roque de Dolores, Jorge Sepero, al insistir en evitar atender a una paciente que presentaba un feto muerto hace 22 semanas y derivarla a la Ciudad de La Plata con el fin de ajustar y achicar gastos en salud.

“Mi renuncia fue por el agotamiento final de ciertas circunstancias que ya no podía seguir viendo, donde hubo un ahogo económico con el objeto de recortar y restringir gastos en el hospital. Pasaba por restringir la cantidad de pacientes que se internaban, por no permitirme contratar médicos que se precisaban o farmacéuticas, y por resoluciones de las que no era partícipe y me terminaba enterando con las acciones consumadas, dijo el Dr. Jorge Sepero, en comunicación con Gustavo Sylvestre, quien la semana pasada dejó su cargo de director del hospital de Dolores.

Para Sepero, la situación crítica que se vivía en el hospital es “responsabilidad del intendente”, y “no es ajeno a las políticas de salud de la provincia y de la nación”

“Teníamos una saturación de los hospitales de derivación que son los de La Plata, de manera que cuando uno pretendía derivar un paciente tenía que andar llamando a amigos personales o una red que se formó para situaciones críticas. Como médico no tengo ningún derecho a rechazar a ningún paciente, tengo la obligación de atender a todos los pacientes que llegan”, subrayó.

Miércoles 11 de septiembre de 2019