Oscar Lamberto: “Hubo una manifiesta intención de que la AGN no pudiera actuar”

El titular de la Auditoría General de la Nación, en comunicación con Gustavo Sylvestre, celebró el fallo de la Sala III del Tribunal de Apelaciones, que obligó a la Oficina Anticorrupción que conduce Laura Alonso a entregar la información requerida por la AGN.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó una orden judicial que ordenaba a la Oficina Anticorrupción (OA) que lidera Laura Alonso entregar información a la Auditoría General de la Nación (AGN) que le había sido reclamada tiempo atrás.

En charla con Gustavo Sylvestre estuvo Oscar Lamberto, quien es el titular de la Auditoría General de la Nación, quien destacó lo resuelto por la Justicia y enfatizó la importancia del control sobre las actividades de funcionarios y del Estado como piedra basal del “funcionamiento de la democracia”.

“El control es esencial al funcionamiento de la democracia, y cada funcionario tiene que rendir cuentas de lo que hace y en el caso de la Auditoría es una responsabilidad constitucional”, dijo Lamberto, quien fuera diputado nacional y dirigente reconocido dentro de las filas del justicialismo.

“Como hombre que vengo de la política nunca quisiera judicializar ninguna causa, me gustaría que los temas se arreglen en el marco político. Pero es la primera vez que en 3 años y pico que estoy al frente de la AGN que tenemos que recurrir a la Justicia para que nos entreguen documentación. Hubo una manifiesta intención de que la AGN no pudiera actuar”, puntualizó Lamberto.

Ahora “en esta instancia (Alonso) no tiene más alternativa que entregar lo que le pedimos y los equipos podrán hacer la auditoría, y con la información que contamos informaremos al Congreso y al país, qué encontramos en la AGN”, consignó.

Luego cuestionó el nombramiento de Laura Alonso en la OA, habido cuenta de que no cumplía con una de las reglas básica del organismo (luego modificada ad hoc) como era la de tener matrícula de abogada.

“En el primer acto se tuvo que cambiar el organismo para poner a una profesional que no era idónea. Que la ley pidiera que la titular de la OA fuera un abogada no es causalidad. Las normas no son
caprichosas”, precisó el titular de la AGN en Radio 10.

Viernes 8 de noviembre de 2019