Pablo Duggan: “Nisman tenía una colección de cadáveres en el ropero, y su caída en desgracia era inevitable”

El autor del exitoso libro “¿Quién Mató a Nisman?”, habló en extenso con Sylvestre a 4 años del deceso del ex fiscal. El periodista de Radio 10 se refirió al lado oscuro que escondía Nisman, un cóctel que -según indicó- mezclaba corrupción, excesos y hasta una denuncia por acoso sexual en sus tiempos como secretario de juzgado. Además se refirió a la particular conducta que tuvo la madre. Sara Garfunkel, el día que halló muerto a su hijo en el departamento de Puerto Madero.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El periodista que conduce el ciclo Camino a Casa por Radio 10 pasó por el aire de Mañana Sylvestre y habló del ex fiscal de la UFI-AMIA Alberto Nisman, a 4 años de su muerte ocurrido en su departamento de Puerto Madero.

“Él se da que cuando presenta esta denuncia declarada por Ronald Noble (ex titular de Interpol) como falsa y mentirosa, se dio cuenta que caía en desgracia y que no la iba a poder sostener en el Congreso. No midió las consecuencias políticas que iba a tener, y se dio cuenta que todos sus temores se iban a cumplir. Que se iba a descubrir quién era de verdad: un hombre corrupto, acosador sexual, con una vida descontrolada con prostitutas vip, gastos millonarios que no se sabía de dónde venían”, deslizó el periodista.

Duggan, quien es autor del libro “¿Quién mató a Nisman?”, éxito en ventas y que ya alcanzó su cuarta edición, sostuvo que el ex fiscal “tenía una colección de cadáveres en el ropero, y su caída en desgracia era inevitable, porque obviamente el kirchnerismo había reaccionado con mucha virulencia a la denuncia. Por otra parte están los dichos de Ronald Noble, el abandono de la comunidad judía, las declaraciones de varios jueces de Comodoro Py que dicen que la denuncia es falsa, y que no tenía pruebas. Es un desastre en el que Nisman se metió solo y que lo conducen a su suicidio”.

La conducta de la mamá de Nisman

Un capítulo aparte es la extraña actitud que habría tenido la madre de Nisman, Sara Garfunkel, el día que se halló muerto al fiscal en su departamento.

“La madre de Nisman empezó a hacer cosas raras: se dedica a contar los 30 mil dólares que encontraron en la casa de Nisman, porque tenía miedo que la policía se los robara. Y después se quedó con su amiga viendo TV también”, precisó Duggan.

Agregó que a Garfunkel “se la ve escondiendo papeles, con una actitud muy sospechosa. Estuvo sola unos 45 minutos en el lugar de los hechos con lo cual pudo haber hecho cualquier cosa”.

“Baja al auto de Nisman, chequea qué había en el auto quizá en busca de dinero oculto. Y un dato anecdótico, porque se llevó de la heladera una colita de cuadril que la había traído ella 4 días antes”, relató.

En el cierre, Duggan cargó contra el fiscal federal Eduardo Taiano, y volvió a asegurar que el funcionario judicial “esconde información” relevante que podría finalmente dar luz sobre el caso, de forma concluyente.

“El fiscal Taiano está escondiendo información. Tiene mensajes de WhatsApp del teléfono de Lagomarsino y si a hay referencias al arma que le pide Nisman, la causa se acabó. El fiscal Taiano opera porque oculta evidencia que va en contra de la teoría del asesinato”, sostuvo.

Viernes 18 de enero de 2019