“Pedí que Macri no viniera, porque parecía que venía más un candidato que el Presidente”, dijo Raúl Méndez, cura salteño

El sacerdote habló en Mañana Sylvestre y explicó los motivos por los cuales había solicitado al mandatario que evitara su visita a la celebraciones por la Fiesta del Milagro realizada este fin de semana en Salta.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Mucha repercusión tuvo el discurso que hiciera este fin de semana el Arzobispo de Salta Mario Cargnello durante la celebración de la Fiesta de la Virgen del Milagro, cuando le exigió al Presidente Macri que se lleve consigo “los rostros de la pobreza”.

En Mañana Sylvestre habló el sacerdote Raúl Méndez quien en la previa a la visita del Presidente, había emitido un comunicado manifestando su posición contrario a la presencia del mandatario durante la celebración religiosa.

“No siendo una presencia frecuente y habitual y estando en el marco de un proceso electoral que viene muy conflictivo y con rispideces, era prestarse para que hubieran manifestaciones a favor y en contra que entorpecieran la normalidad de la celebración religiosa”, dijo Méndez en Radio 10.

Aclaró que entre los sacerdotes existe un debate acerca “del uso que se puede de las fiestas patronales de parte de los políticos, sobre todo porque algunos van habitualmente estén o no en un cargo, pero hay otros que aparecen solamente cuando hay periodos de elecciones”.

Para Méndez, la visita del Presidente podría significar “sacar provecho del escenario religioso para dar un mensaje y una imagen simbólica y consideramos que no es lo que corresponde”.

“Nos parecía que en periodo electoral el que venía era el candidato más que el Presidente. Por eso nos pareció que no era oportuno”, sostuvo.

En Radio 10, Méndez recalcó la historia de la celebración que data desde desde el año 1692, y enorme participación popular que siempre conlleva.

“La policía estima que este año fueron 850.000 personas. Y los salteños que viven lejos de la ciudad, a veces caminan 20 días atravesando cerros, desiertos y ríos. Es el rostro de los pobres el que entra por los ojos de la realidad social y el testimonio que dan, los que vienen de las minas del altiplano, que son generosos, comparten y conviven y dan lo que tienen para dar con el señor de los milagros”, comentó.

“Este modelo no ha sido de economía sino de finanzas. Y el centro de la economía es la producción, y es la que da trabajo”, cuestionó.

Martes 19 de septiembre de 2019