Proyecto de reforma laboral: “La CGT tendrá que plantarse frente a esto”, dijo Omar Plaini

El secretario general del gremio de Canillitas cuestionó los dichos de Macri sobre el número de sindicatos y señaló que la reforma laboral que empuja el Gobierno tiene contenidos parecidos a la brasileña. E indicó que este tipo de iniciativas “nunca favoreció a los trabajadores”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En diálogo con Mañana Sylvestre, Omar Plaini se refirió a los dichos de Macri sobre el número de sindicatos: “Tengo la impresión de que el presidente está muy mal informado y asesorado –deslizó-. El habla de alrededor de 3 mil organizaciones sindicales y 600 convenios colectivos que tienen los trabajadores. Yo le quiero decir al presidente que hay organizaciones sindicales que son asociaciones, otras son uniones y otras son federaciones; debajo de cada una de ellas hay cantidad de sindicatos que están relacionados con esa organización madre. Por citar un caso, en Sanidad hay 40 sindicatos por debajo de la estructura asociacional; y la que discute el convenio colectivo es la organización madre. Ahora si el criterio del presidente es que hay organizaciones sindicales de más, yo digo que va a haber tantas como los trabajadores decidan. Ahora lo q también llama atención es que el presidente no dice lo mismo de la cantidad de entidades empresarias que existen”.

El dirigente de Canillitas, que ayer fue reelecto con el 85% de los votos en su gremio indicó que “el Gobierno ya había adelantado que venía con reformas tributarias y con esta reforma laboral que ahora la tienen nuestros profesionales (porque ayer llegó el borrador a las distintas organizaciones). Por lo que pude ver es una especie de ley ómnibus, porque habla de lo organizacional, de los convenios colectivos, de la formación profesional que tanto realizan las organizaciones sindicales. Con lo cual yo veo ahí que hay una melange que hay que descifrar y luego se encargará la CGT de plantarse frente a esta situación”.

Reforma a la brasileña

Consultado sobre el perfil de la reforma, Plaini dijo que “tiene contenidos parecidos a la brasileña. Porque acá hace tiempo que el sector empresarial viene machacando y batiendo el parche. A mediados del 2016 un editorial del diario La Nación pedía una reforma laboral y quería volver a la polifuncionalidad, a la multifuncionalidad, a los contratos basura y las pasantías… Por lo poco que pude observar hay algunas de estas cuestiones que trataremos de desmenuzar…”.

Para Plaini este tipo de reformas “siempre sirven para desfinanciar la seguridad social de los trabajadores. Si hubo problemas con las jubilaciones, con la seguridad social, fue entre otras cosas cuando se benefició a los empresarios con algunas reformas como la que hizo Domingo Cavallo en su momento. Con lo cual estudiaremos muy en profundidad esto, y abriremos el debate. Este tipo de reformas nunca favoreció a los trabajadores. Y lo que es vergonzoso es que siempre tiene que apostar el que menos tiene. Porque la avaricia del sector empresarial es tan grande que no se conforman con nada, lo único que tienen que hacer es dejar de ganar un poquito, para que los trabajadores estén mejor y que el consumo -que es el gran motor que tiene un país- sea el que vuelva a poner en marcha la economía”.

“Frente a esta situación la CGT va a tener que sostener que no se pierda ninguno de los derechos que tenemos los trabajadores -destacó Plaini-. De hecho cada una de las conquistas que tienen las organizaciones sindicales y sus colectivos de trabajadores costaron años de lucha. Con lo cual no debemos ni podemos estar dispuestos a perder ni uno solo de ellos. Y esto es lo que seguramente se va a debatir dentro de la CGT y yo aspiro y espero que en esta sintonía estemos todos los compañeros y quienes tenemos responsabilidades dirigenciales”.

“De ninguna manera podemos aceptar volver a ser la variable de ajuste en un país donde si no llegan las inversiones no es por culpa de los trabajadores -enfatizó el secretario general del gremio de Canillitas-; si el dinero se va afuera del país, no son los trabajadores los que se lo llevan… Y encima cuando hay una ley de blanqueo, el Ejecutivo saca una ley para favorecer a su propio entorno familiar, con lo cual estas locuras no las podemos aceptar de ninguna manera. No somos nosotros los que desfinanciamos al país o los que sacamos el dinero al exterior. Cada uno tendrá que rendir cuentas de su forma de vida”.

Miércoles 1 de noviembre de 2017