Reforma tributaria: “El proyecto tiene aspectos interesantes pero enciende una luz amarilla para las economías regionales”, señaló José Urtubey

El empresario y dirigente de la UIA ofreció su visión sobre los cambios impositivos previstos luego de la reunión que mantuvieron ayer empresarios y ministros del Poder Ejecutivo. Y destacó la necesidad de modificar la política del BCRA de suba de las tasas de referencia, en un contexto en el que se anuncia el fin de los créditos productivos.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Ayer hubo un encuentro de empresarios con varios ministros del Poder Ejecutivo nacional en al cual se comentaron aspectos de la reforma tributaria y la laboral. “Participaron tres ministros: Francisco Cabrera, Nicolás Dujovne y Jorge Triaca. Me parece que es interesante estar hablando de reformas en un momento en que la economía necesita planteos de largo plazo para que no sea simplemente un rebote en comparación al peor año de los últimos diez que fue el 2016”, señaló Urtubey en comunicación con Mañana Sylvestre.

Para el empresario “hay algunos capítulos en lo que hace a la reforma tributaria que son interesantes: la posibilidad de beneficiarse o de tener un tratamiento diferencial para la reinversión de utilidades, la posibilidad de que se vayan disolviendo algunos impuestos distorsivos -como el impuesto al cheque-, la posibilidad de exista una devolución de IVA… Sí debo decir que en la reunión se marcó una luz amarilla en capítulos como de economías regionales -la imposición impositiva sobre impuestos internos del 17% en los vinos, al azúcar, la imposibilidad de deducir cargas sociales sobre el IVA (cosa que actualmente existe en el norte o en las zonas más alejadas de los puertos del país, en alguna medida como compensación que ofrece una pequeña luz de federalismo). En torno a estos temas se manifestó la preocupación de todos aquellos que somos referentes de economías regionales”.

Con relación a los impuestos internos al vino y otros ligados con las economías regionales, Urtubey comentó que “en particular tengo la expectativa de que haya modificaciones -y de hecho Dujovne al retirarse de la reunión dijo que lo iba a tener en cuenta-. Hubo algún trascendido sobre la industria vitivinícola -que por ahí se podrían eliminar; yo creo que deberían correr la misma suerte los del azúcar. En la reunión el Ministro no dijo ni que sí, ni que no; solo que lo iba a estudiar. Tengo la expectativa de que estos puntos sobre economías regionales sean revisados”.

Urtubey comentó también que en la reunión con los ministros “los tucumanos plantearon la problemática del etanol. Luego hubo algún capítulo ligado a la falta de infraestructura y conectividad en el país, algo que ya venimos hablando en distintas ocasiones. Y se solicitó que haya un tratamiento especial para determinadas economías más alejadas de los puertos para tener una visión más federal».

El tema crediticio
El dirigente de la UIA comentó además que en la reunión también “se habló algo sobre la reforma laboral, aunque no se dieron mayores detalles. El interlocutor principal de ellos en este tema es la CGT. Pero sí se habló sobre un concepto que es una realidad, que hay un 35% de informalidad en el empleo en Argentina y la necesidad de ir a un sistema que permita obviamente volcar mayores puestos de trabajo y en calidad más formal. Pero esto no se reduce a estas modificaciones, porque también habría que seguir una política desde el BCRA que vaya en línea contraria a seguir subiendo las tasas… Porque seguir subiendo las tasas de referencia cuando n el mismo proyecto de reforma tributaria hay una disposición de un gravamen a la renta financiera, y además hay un anuncio de que los créditos productivos ya no van a correr más… Con lo cual me parece que ahí hay un punto para revisar”. Al respecto el empresario añadió que “la semana pasada tuvimos una reunión con el presidente del BCRA y la posición de ellos es que estos créditos –que ellos llaman “créditos subsidiados”- no van a seguir”.

Consultado sobre la marcha general de la economía, el dirigente de la UIA dijo que “empezó a tener algún rebote positivo, comparando con el peor año que fue el 2016, aunque obviamente la base de comparación es muy baja. Para que esto tenga perdurabilidad en el tiempo hay que encarar reformas y trabajar -además de una hoja de ruta para ver cómo se bajan los impuestos-, en cómo se eficientiza en alguna medida el gasto del Estado”.


Miércoles 8 de noviembre de 2017