“Si se toman medidas de control en Argentina, el impacto del coronavirus se puede aminorar”, consideró el Dr. Eduardo López

El médico infectólogo del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez opinó en Mañana Sylvestre sobre el impacto que tendrá la pandemia de coronavirus en la Argentina. Aseguró que su llegada al país será inevitable, pero reclamó medidas de control desde la esfera estatal, e implementar protocolos de salud en los aeropuertos internacionales del país para detectar casos sospechosos, y disminuir así la expansión del mal.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

En Mañana Sylvestre conversamos con el médico infectólogo Eduardo López, quien es integra el staff del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, para conocer su opinión acerca de la pandemia del coronavirus, que amenaza poner un pie en la Argentina en los próximos meses.

«El coronavirus en Argentina dejó de ser una amenaza para ser una realidad. Creo que vale la pena cambiar el protocolo de controles en Ezeiza, para darle más énfasis a la detección de casos sospechosos. Hay que evitar que se nos instale la enfermedad en el país», expresó el galeno en charla con Radio 10.

Para el especialista, Argentina tienen a su favor “la época del año”, ya que hoy “mucha gente de vacaciones y todavía no hay densidad poblacional hacinada, no hay clases y eso favorece para iniciar acciones de control”.

«El coronavirus es un virus nuevo, altamente transmisible pero no debemos entrar en pánico. La cuarentena y las medidas de control sirven aunque no son 100% eficaces, pero disminuyen el riesgo de contagio”, precisó.

Los casos de sarampión y dengue

Respecto de la reaparición de casos de sarampión, una enfermedad que había desaparecido de la Argentina por casi 20 años, el infectólogo relacionó el rebrote del mal con la falta de cobertura necesaria en materia de vacunación.

“Los datos científicos muestran claramente que las vacunas previenen millones de muertes de casos por año a nivel del mundo. En el caso del sarampión debemos tener coberturas muy altas, y la cantidad de gente que tiene que vacunarse debe estar en alrededor del 95%. Si se baja la cobertura de vacunas, se acumulan personas sin vacunar susceptibles de enfermarse, y después aparecen brotes de sarampión como ahora, que se llaman por goteo, un caso ahora, otro la semana que viene”, explicó.

En cuanto a la aparición de casos con dengue, sostuvo que dicha enfermedad “es una responsabilidad social”, y llamó a trabajar desde el Estado “en campañas en territorio para enseñar el descacharreo y la gente tiene que ayudar en ese sentido».

Martes 25 de enero de 2020