Vacuna en Argentina: “Cuanto más seamos los que lo intentemos, más probabilidad habrá de hallarla”, dijo Juliana Cassataro

La investigadora del CONICET y profesora de la Universidad de San Martín, en comunicación con Gustavo Sylvestre, habló del proyecto en el que trabaja para lograr una vacuna contra el coronavirus en Argentina. Detalló que los primeros resultados se conocerían en 6 meses, y se demoraría de 9 a 12 meses en terminar los ensayos preclínicos, y anticipó que el objetivo sería lograr inmunidad ante todas las cepas que circulan en el país y en esta región del continente.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

La Unidad Coronavirus del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación otorgó un subsidiio por US$100.000 a un grupo de investigadores del CONICET y de la Universidad de San Martín, quien intentarán avanzar en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19. La iniciativa se suma a los más de 115 proyectos de vacunas que hay en el mundo.

En Mañana Sylvestre conversamos con Juliana Cassataro, coordinadora del equipo de científicos argentinos, quien relató detalles del proyecto que iniciará por estos días, que represente el primer avance científico en Latinoamérica.

«Este es un grupo interdisciplinario conformado por virólogos, que son miembros del CONICET, gente que trabaja en la estructura de proteínas y varias investigadoras. Nosotros ya veníamos trabajando en el desarrollo de vacunas y nos pasó lo que les pasó a la mayoría de los científicos de la Argentina y del mundo, que cuando empezó esta pandemia, todos empezamos a estudiar y tratar de ver en qué forma podíamos aplicar nuestro conocimiento», explicó Cassataro en Radio 10.

“Hoy hay laboratorios en EEUU y China que están muy avanzados en esto, pero la realidad es que no sabe si van a funcionar o no. Se hicieron en tiempo récord, porque en dos meses después de extraer la secuencia del genoma se empieza la fase clínica, eso no pasó nunca en la historia”, comentó.
La investigación que desarrollará este grupo de científicos de la UNSAM, se dará en paralelo al trabajo que harán también especialistas de la Universidad del Litoral.

“Lo importante es que haya mucha gente intentando esto y que cuanto más seamos los que intentemos más probabilidades vamos a tener de encontrar una vacuna. Tenemos Plan A y Plan B para hacer lo que mejor salga y más rápido. Buscaremos una vacuna que cubra las cepas que están circulando en Argentina y en la región”, consignó.

La investigadora remarcó que se necesitará mucho más financiamiento a medida que el trabajo vaya atravesando distintos etapas de investigación, y también requerirá de la colaboración de grandes laboratorios.

“En 6 meses podríamos tener un primer resultado, y tendríamos de 9 a 12 meses para tener todos listos los estudios a nivel preclínicos”, subrayó.

Lunes 1 de junio de 2020