“Yo siento el calor del Conurbano, y hay otros que solo viven la realidad de la Capital”, afirmó Ricardo Pignanelli, de SMATA

El referente del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, en Mañana Sylvestre, instó al Gobierno a “enderezar el rumbo industrial”, y advirtió que si “no rectifica nada, tendrá que afrontar las consecuencias que eso significa”. Si los funcionarios “viven en la ´Capi´ y sienten que están alambrados y que no va a llegar nunca lo que están llegando en el interior, se van a equivocar”, disparó.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Luego de la masiva movilización y los tironeos en el seno de la CGT por la puesta en marcha o no de un eventual paro nacional, el secretario general del gremio SMATA Ricardo Pignanelli dialogó con Gustavo Sylvestre en Radio 10 y sostuvo que después de la ronda de conversación que comienza el Gobierno con distintos sectores gremiales, “si no tiene respuesta se va a tener que poner fecha al paro”.

Para Pignanelli, el triunvirato de la CGT “no vio bien el objetivo” de la movilización y remarcó que están siendo sometidos a “presiones”.

“Creíamos que el paro era algo que había que hacerse por eso hicimos un paro de 4 horas por turno, pero no creíamos que era el momento de hacer la movilización. Primero porque el lugar era un embudo, no tenía salidas, y hay muchas necesidades y por ahí desbordan a la gente, y creo que cuando sacás a la gente a la calle lo primero que tenés que asegurarte es que no haya problemas y que vuelvan a la casa”, consignó.

El rumbo económico

En Radio 10, el líder de SMATA cargó contra la gestión de Cambiemos y llamó a un cambio de timón del rumbo económico porque “el modelo es darle laburo a la gente”.

Aseguró que muchos funcionarios parecen alejados de la realidad que se vive en los sectores populares y dijo: “Yo vivo en el Conurbano y siento el calor del Conurbano, porque a veces hay algunos que hablan porque son de la ´Capi´ y viven en la ´Capi´ y sienten que están alambrados y que no va a llegar nunca lo que están llegando en el interior y se van a equivocar”.

“Si el Gobierno nos llama hoy y toma las actitudes que tiene que tomar porque percibió el malestar y lo que significa que se haya movilizado la gente –más allá de las cosas que pasaron que son pequeñas y quitan la realidad-. “Si el gobierno no rectifica nada y no se preocupa por la industria, tendrá que afrontar las consecuencias que eso significa. Si la gente sale a la calle anárquicamente perdemos todos”, agregó.

En tanto, respecto a la situación puntual del sector automotriz, Pignanelli afirmó que “estamos buscando respuestas tanto del poder económico como del político para ver si ponemos en marcha la industria, porque tenemos un 40% de la capacidad funcionando, y precisamos llegar al millón de unidades fabricadas, no vendidas. Porque en 2016 se vendieron 770.000 pero se fabricaron 440.000”.

Audio de la entrevista

Jueves 9 de marzo de 2017