Agustín Salvia: “Este año se produjo una profundización de la pobreza, y un deterioro de las condiciones de vida y de salud”

Compartir

El gobierno de Macri finaliza su mandato dejando al país con el nivel de pobreza más alto en la última década de la Argentina, que alcanza al 40,8%, mientras que los indigentes llegan al 8,9%.

Estos datos surgen del último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) relevado durante el tercer trimestre de este año.

Para conocer más sobre el trabajo, conversamos en Mañana Sylvestre con Agustín Salvia, director del ODSA de la UCA, quien remarcó que las cifras “podrían ser peores si no fuera por los programas de asistencia, que si bien se han deteriorado en términos reales constituyen un colchón para mucha gente”

Al respecto evaluó que “la situación es grave pero no catastrófica” como en 2001 o 2002 sin embargo consideró que “allí tuvimos capacidad de rebote rápido ante la pobreza, pero hoy estamos ante una situación más difícil, con una pobreza más estructural que hace 20 años atrás, que va a costar mucho más revertir”.

Sostuvo que el informe “vuelve a mostrar el problema que padece la Argentina como es la falta de trabajo para sectores informales de la economía y la inflación que degrada sistemáticamente la capacidad adquisitiva de cualquier salario”

“Este año se produjo un proceso de profundización de la pobreza por eso el aumento de la indigencia que atrapó mucho más a los hogares con niños, golpeando a las familias más numerosas y deteriorando las condiciones de vida y de salud”, precisó el especialista en temas socioeconómicos.

“Bajaron las changas porque el 60% de los ingresos de los indigentes no dependen solamente de programas sociales, sino de changas y trabajos informales. Y como gran parte de los sectores medios cayeron en la pobreza se redujo para los segmentos más bajos la posibilidad de trabajar en ‘changas”, amplió.

De acuerdo al trabajo de la UCA, 16 millones de argentinos viven en la pobreza y 3,6 millones en la indigencia. Además casi el 60% de los niños y adolescentes están comprendidos en la pobreza, que alcanza a 7 millones de hogares.

Viernes 6 de diciembre de 2019