Alberto Fernández: “La prioridad número uno es que la Argentina crezca: eso nos permitirá terminar con el hambre”

En comunicación con Radio 10 Alberto Fernández destacó que “cuando Macri asumió en 2015, la Argentina terminó el año con un producto bruto de U$S 600 mil millones. Hoy el país tiene un producto bruto de U$S 300 mil millones. Actualmente tenemos la mitad de la torta, y todo es más caro. Y el secreto no es cercenar derechos, sino volver a hacer crecer la economía. Volver a tener la torta que teníamos».

“La gente del gobierno dice que la Argentina es un país que tiene que tener la mitad de la torta –denunció Fernández en diálogo con Mañana Sylvestre-. Y lo dicen porque tienen una mirada de dependencia permanente: creen que Argentina es un país que nació para ser proveedor de granos y de productos primarios, y creen que la industria no tiene derecho ni asidero en nuestro país. La realidad es que Argentina se hizo grande en el mundo por la educación y los derechos sociales. Pero ellos en cambio consideran que esa es la causa de nuestros males….”.

“A nosotros nos hizo grandes tener una educación pública de excelencia –puntualizó el candidato presidencial-. Por eso, si ellos son tan liberales, ¿por qué no copian a Sarmiento y a Alberdi en cómo defendieron la educación pública? Eso es lo que a uno lo indigna… En cambio su primera reacción es quitarle derechos a los que trabajan y a los jubilados. Es decir, el ajuste. Y no es así. Nosotros fuimos distintos en el mundo porque esos trabajadores tuvieron derechos y un día las familias de trabajadores pasaron a ser familias de profesionales universitarios. Eso es lo que tenemos que volver a ser. No ser la Argentina de la mitad de la torta”.

Tope al endeudamiento
Consultado sobre la posibilidad de ponerle un tope al nivel de endeudamiento, Fernández destacó que el gobierno de Macri “hace del tema fiscal una bandera, y dice que no se puede gastar un peso más de lo que entra. Lo que no se entiende entonces es cómo es que se puede tomar deuda que no se puede pagar… ¡Por favor! Si hay que ser tan estrictos de no gastar más de lo que se tiene, tampoco uno se debe endeudar más de lo que se puede pagar…”.

Con respecto al tema del déficit fiscal, Fernández dijo que vamos a tratar de bajarlo tan pronto podamos. Pero lo que uno no puede hacer es mentirle a la gente, como lo hizo Macri. No se pueden bajar las retenciones, bajar los impuestos… No se puede hacer todo. ¿Qué es lo que queremos priorizar? Para mí lo más importante es que la economía crezca. Si la economía crece, todo se empieza a corregir”.

Fernández destacó que “ahora Argentina tiene déficit fiscal porque el consumo cayó estrepitosamente y un tercio de los ingresos del Estado son impuestos al consumo… Y si se cae el consumo, caen los ingresos del Estado. Ahora como además se consume menos, se produce menos, si se produce menos, son menores las ganancias. Y un tercio de los ingresos del Estado son impuestos a las ganancias…. Para salir de este círculo donde estamos parados hoy el puntapié inicial lo tiene que hacer el Estado. Y el sector privado y los trabajadores pueden ayudar metiéndose en ese acuerdo del que estamos hablando. Para que todos nos metamos en la misma senda de la recuperación de la Argentina”.

Salida a la uruguaya
Fernández comentó que “vengo hablando con los acreedores. Incluso me han hecho ellos propuestas de salida, que son razonables. Son propuestas que en todo caso son mejores que lo que hoy tenemos. Ahora esto es una negociación, si ellos me proponen eso tal vez conseguimos algo mejor. Y con el FMI es la peor de las deudas, porque es la deuda más alta. El Fondo nos prestó plata en su momento (según dijo Macri) para pagarle a los acreedores. Y con esa plata se hizo cualquier cosa menos pagarle a los acreedores… En eso hay una base de complicidad del FMI, porque vieron lo que estaba pasando y aún así siguieron adelante con su plan. Con el Fondo habrá que discutir”.

“Yo quisiera que el FMI discuta por qué ha violado su carta de creación que prohíbe financiar la fuga de capitales… -enfatizó Fernández-. Porque además eso se hizo en desmedro de una país, y en apoyo de un gobierno. Y el Fondo no está para financiar a un gobierno, sino a países. Fue la campaña política más cara de la historia mundial. Y esto se lo dijimos muchos: `miren que el dinero que ustedes dan se fuga de la Argentina…`”.

Luchar contra el hambre
“En el orden de prioridades lo primero es que la Argentina crezca –destacó Fernández-. Eso nos permite que la gente vuelva a comer. Hoy lo que nos está pasando con el hambre en Argentina debería llamarnos la atención en términos de conciencia social. Somos un país que ampulosamente dice que le da de comer a 400 millones de personas en el mundo, y no le podemos dar de comer a 15 millones de pobres…, y no podemos garantizarnos la alimentación a esos chicos de menos de 14 años que hoy la mitad está en situación de pobreza… Todos los meses cae el consumo de leche… ¿Cómo no reaccionamos como sociedad frente a eso? Tantas luchas épicas que tuvimos por ideologías o por derechos: ¡tengamos la épica de terminar con el hambre! Es una pelea que tenemos que dar como sociedad”.

Por último el panel le preguntó a Fernández qué piensa de las medidas que se supone que lanzará mañana Macri, orientadas en teoría a solucionar la situación de la clase media. El candidato respondió: “Macri no para de sorprendernos… Todos los días puede hacer las cosas peor de lo que ha hecho. Es asombrosa su incapacidad de gestión. En un año y medio contrajo una deuda de casi 60 mil millones con el FMI. Nosotros pasamos a la historia por haberle pagado la deuda al Fondo, una deuda que se contrajo durante décadas -pagamos U$S 9.800 millones-. Y Macri en un año tomó una deuda que representa 6 veces la deuda que tuvo la Argentina con el FMI a lo largo de toda su historia. ¿Y para qué? Para nada. Para que se la lleven sus amigos…”.

Viernes 27 de septiembre de 2019