Alicia Castro: “Inglaterra es la que está colocándose cada vez más en la ilegalidad”

Compartir

En Mañana Sylvestre, la embajadora argentina ante el Reino Unido se refirió al cruce de opiniones que tuvo recientemente con el Canciller británico y volvió a defender los derechos argentinos en Malvinas.

“Estoy en un coloquio en Nothingham, un poco distante de Londres, en una cátedra de post-conflicto, donde justamente estamos tratando el tema Malvinas. Es un coloquio que se viene realizando hace 3 años, que ha tenido eventos importantes como ha sido haber reunido a ex combatientes argentinos e ingleses, que se pudieron encontrar y abrazar y que juntos pueden reclamar el diálogo para lograr una negociación pacífica”, dijo la diplomática argentina en comunicación desde el Reino Unido.

Sobre cómo ven los británicos al conflicto por Malvinas, Castro manifestó que “aquí la opinión pública no está unificada. Malvinas no es lo mismo para los ingleses que para los argentinos. Para nosotros es una causa entrañable en la que venimos educados acerca de la soberanía de Malvinas desde que entramos al colegio primario. Para los británicos, que están a 14.000 millas de distancia, obviamente es otra cosa, está ubicado en otro lugar del imaginario inglés. Tiene más que ver con el orgullo, este es un país sorprendentemente bélico. Para ellos la guerra es una rutina, no como nosotros que la Guerra Malvinas apareció luego de la Guerra del Paraguay”.

Además, aseguró que el Reino Unido “está agitado sobretodo en el aniversario en la que ellos celebran la victoria sobre Argentina y por sectores de defensa que quieren más equipamiento, mayor inversión y mayor protagonismo. El lobby de los habitantes de Malvinas es muy poderoso, agita mucho, tiene muchos recursos de propaganda, está con una presencia constante en el Parlamento, en los medios, etc.”.

La embajadora contó un curioso ejemplo acerca de cómo ven los ingleses a las islas: “El otro día le preguntaba a una señora que encontré en el supermercado, era una vecina, y comenzamos a hablar, e inmediatamente fuimos al tema Malvinas, y yo le pregunté ¿Cuántas personas cree que habitan las islas? Y me dijo, me imagino que 30.000 o 40.000. Los mismos ingleses no pueden imaginar que son sólo 3.000 los habitantes de Malvinas, de los cuáles 1.000 son soldados, y 1.333 son nacidos allí”.

“Los descendientes directos de británicos en Argentina, de una, dos, o tres generaciones, son 250.000 personas, que viven felizmente, son prósperos, son dueños de tierras, algunos descendientes son políticos. Nosotros no tenemos ningún antagonismo hacia ellos. Escoceses, galeses, ingleses, cumplen con sus tradiciones, viven en una arquitectura británica, juegan sus deportes, toman el té. Nosotros vamos a seguir trabajando desde la embajada para hacer comprender a más gente, que no queremos sacarle a los habitantes de las islas el orgullo de ser británicos”, agregó.

Luego consideró que “desde que invadieron las Malvinas en 1833, desalojaron al Gobierno argentino e implantaron a una población traída desde la metrópolis y luego tuvieron reglas de migración muy estrictas como para que no hubiera dueño de tierras y pobladores no británicos. Y desde 1983 se los considera a los malvinenses ciudadanos británicos de pleno derecho. La Argentina está dispuesta a respetar sus derechos e intereses. Ahora lo que nosotros estamos reclamando es nuestro territorio y la propiedad de nuestros recursos naturales”.

Por otra parte, indicó que “en cada aniversario, los británicos intentan hacernos quedar a nosotros del lado de la ilegalidad, sin embargo desde 1965 que Naciones Unidas reconoció que hay una situación colonial particular y que la Argentina y el Reino Unido tiene que sentarse a negociar para encontrar una solución pacífica y permanente. Además las acciones recientes, la militarización creciente, los permisos de pesca que están dando por 25 años que amenazan con la depredación de los recursos ictícolas, el permiso que están dando a 5 empresas que quieren explorar y explotar hidrocarburos. Inglaterra es la que está colocándose cada vez más en la ilegalidad”.

Sobre la reivindicación que hizo Cristina Kirchner de su actitud frente al Canciller William Hague en una conferencia sobre derechos humanos y democracia realizada en Inglaterra, Alicia Castro dijo que “estaba perfectamente al tanto”, y sobre el cruce de opiniones indicó que “llama la atención que un medio como Clarín haya intentado ridiculizarme, e hizo una ficción como si yo hubiera interrumpido al Canciller, y esto no es así porque yo hablé cuando él me dio el uso de la palabra. Claro que se sorprendió, y que no le gustó lo que dije, y que no pudo responderme pero esto es bueno para la Argentina. El Reino Unido no se sienta a negociar porque no tiene nada que decir. Lo único que repiten como un estribillo es el tema de la autodeterminación de los isleños”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 3 de mayo de 2012