Amenazó con matar a Cristina: “Tuve un exabrupto, y estoy dispuesto a pedirle disculpas”, dijo Robert Maggi

Compartir

“Cómo no haber estado ahí y poder haberle descargado una bala a la sinvergüenza de Cristina”, había publicado en su perfil en Facebook, el empresario industrial de Córdoba, Robert Maggi, integrante de la Asociación de Industriales de San Francisco.

Tras la amenaza pública, el empresario borró el posteo de su cuenta personal y en Mañana Sylvestre manifestó públicamente su arrepentimiento.

“Fue un día bastante emotivo para mi, se me salió la cadena y tuve ese exabrupto. Me molestaron algunas cosas del gobierno de Cristina, venía dolido, pero estoy arrepentido de haber posteado eso”, dijo Maggi en charla con Sylvestre.

Luego insistió: “Lo dije en un momento de calentura, y cuando ella (por Cristina) fue presidenta hizo la vista gorda a muchas cosas y hoy es vicepresidenta. Me retracto, y le pido disculpas. Estuve reunido con ella en su gestión anterior, y voy a pedirle disculpas públicamente”, refirió.
Aseguró además que votó en 2015 a Mauricio Macri, y que sin embargo no lo acompañó en las elecciones de 2019, aunque aclaró que tampoco votó a Alberto Fernández.

La palabra de la Asociación de Industriales de San Francisco

En Radio 10, también estuvo Ariel Poli, presidente de los industriales de San Francisco, quien se despegó de los dichos de Maggi, y sostuvo no representan de ninguna manera la posición de dicha organización industrial.

“Le dije a Maggi personalmente que la Asociación de Industriales Metalúrgicos no compartimos su pensamiento. Fue un tema personal y no es el Facebook de la asociación. Es una cuestión de Maggi, él lo publicó”, detalló Poli.

“La asociación está para otra cosa, para gestionar, para trabajar, para pelear y dar una mano a los industriales ante las autoridades de turno. Han sido años difíciles, la actividad industrial está muy golpeada, donde nos ha costado mucho cumplir con nuestras obligaciones. Y tenemos expectativas de que la cosa cambie y mejore, que todos podamos trabajar y se venga un tiempo nuevo”, deslizó.

Acotó que las pymes en San Francisco “están muy asfixiadas, y espero que nos den un salvavidas porque las cargas e impuestos son muchos y necesitamos desahogarnos un poco financieramente. Las tasas están imposibles porque no podés financiarte, no podés vender un cheque, ni tomar un capital de trabajo. Hoy hay que apostar por la producción, no hay otra porque sin industria no hay nación. Todos tenemos que tirar para el mismo lado en este asunto”.

Jueves 12 de diciembre de 2019