Aníbal Fernández: “Esta causa es un chiste, pero si mañana inventan cualquier cosa puedo ir preso”

Compartir

Tras la denuncia que le realizó la fiscal Gabriela Baigún por “insolvencia fraudulenta” en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en el Plan Qunita, Aníbal Fernández dio su versión de los hechos en Mañana Sylvestre, negó cualquier tipo de irregularidad en el manejo patrimonial, y consideró que la causa es “una locura”.

“Soy una persona pública y hay una declaración jurada ¿Cómo es que no saben los bienes que tengo? Es cuestión de pedírselo a la AFIP y se lo dicen en 1 segundo. Pedí la autorización, me presenté, vendí los dos autos y compré uno que es más caro que los dos. De forma tal que mi patrimonio lo sostengo y mis ahorros están intactos en el banco, no se tocaron nunca. Por tanto no me insolventé, ni vendí ni me saqué de encima mi patrimonio, sino por el contrario lo conservo y lo cuido”, enfatizó el ex jefe de Gabinete sobre la denuncia realizada por la fiscal Baigún.

“Las causas son un chiste, pero si mañana inventan que me encontraron teniendo sexo con el oso Carolina en el Teatro Colón, y sí, puedo ir preso. El invento va a existir en cualquier momento”, deslizó el dirigente peronista.
Sobre la causa principal que investiga supuestas irregularidades en la implementación del Plan Qunita, el ex funcionario kirchnerista remarcó la transparencia que tuvo el programa en el manejo de la cuentas, aunque aclaró que asumió como jefe de Gabinete tiempo después de su puesta en marcha.

“Aumenté el presupuesto pero no soy el que controlo. El último que participa es el ministro del área porque es el que firma las órdenes de compra. En el juicio oral y público se va a dilucidar”, añadió.

Más adelante aprovechó para lanzar munición gruesa sobre la administración Cambiemos a la que calificó como un “mamarracho”,y sostuvo que estas acusaciones mediáticas lo que buscan es sacar de la agenda pública temas importantes como la reforma previsional y laboral y la tragedia del submarino ARA San Juan.

“El Gobierno es un mamarracho, empezando por el presidente y la piara de inútiles que tiene en el Gabinete y se traslada al mamarracho del resto de la sociedad. No hay país del mundo que no crea que el Gobierno argentino es corrupto”, cerró.

Lunes 11 de noviembre de 2017