“Argentina fabrica satélites y hoy no hay más de 8 a 10 países que tienen esa capacidad”, dijo Matías Bianchi, titular de ARSAT

Compartir

“Desde el punto de vista de la estructura, y el diseño es el mismo que el ARSAT-1, pero tiene una carga útil que lo hace funcionar, brindar servicios de modo más complejo”, indicó Matías Bianchi, presidente de ARSAT sobre el lanzamiento del nuevo ARSAT-II.

“El ARSAT-II tiene 3 antenas, cuando el primero tenía una sola, y estas permitan dar distintas coberturas sobre el mapa, porque va a tener servicios sobre Argentina, Latinoamérica, y EE.UU.”, apuntó.
Los usos que tendrá el ARSAT-II tendrán que ver con el área de las telecomunicaciones, donde cursará servicios de telefonía y datos, y sobre todo para televisión, para distribución de contenidos.

“En el caso de la telefonía, los satélites se usan para las llamadas de larga distancia, con países de Latinoamérica, o con EE.UU., que con ARSAT-1 no se podía realizar porque tenía alcance en el país y países limítrofes”, indicó Bianchi.

“Para telefonía local celular solo se usaría en zonas aisladas donde no hay otro tipo de conectividad, pero no cambia las conexiones telefónicas en grandes ciudades. Además se van a poder subir más canales de TV porque tiene mayor capacidad”, explicó.

Bianchi también destacó el trabajo de técnicos y científicos argentinos en el país y el aumento del staff en empresas como INVAP o como la misma ARSAT.

“En ARSAT somos 500 personas, se duplicó en los últimos años, pero no todas las personas están dedicadas al proyecto satelital, sino que también trabajamos con la TDA y con la red de fibra óptica”, acotó.

“INVAP también creció y se triplicó en los últimos años, no sólo con los proyectos que lleva en conjunto con ARSAT, sino también con el plan de radarización, y con los satélites de la CONAE”, refirió.

Audio de la entrevista