“Argentina no necesita arreglar con los Buitres en forma inminente”, aseguró Federico Tomasevich del Banco Puente

El presidente de la banca de inversión Puente, en Mañana Sylvestre por Radio Del Plata, sostuvo que Argentina puede convivir por un tiempo sin un arreglo con los holdouts, y aseguró que los mercados internacionales ya convalidaron el default técnico argentino, a través de la baja del riesgo país. El país “está teniendo propuestas de financiamiento internacional porque el mercado entiende que la sentencia es impracticable”, dijo.

“La situación con los Buitres fue cambiando y no es que digo que la Argentina no necesita arreglar, sino que lo digo es que no precisa arreglar en forma inminente. Los mercados internacionales empiezan a convalidar la situación del no arreglo, y el riesgo país pasó de 1.600 puntos a 650 prácticamente. Los tipos de cambio fueron convergiendo bastante, y el dólar libre se acercó a niveles de $12 y venía de $15, y eso es una tendencia”, remarcó Federico Tomasevich, presidente del Banco de inversión Puente, sobre las perspectivas a corto de plazo de cara a la negociación con los buitres por la deuda en default.

“De hecho, la Argentina a nivel soberano y a nivel provincias está teniendo propuestas de financiamiento internacional porque el mercado entiende que la sentencia es impracticable”, enfatizó quien es un importante referente del mundo financiero local.

Consultado acerca de los efectos que produjo en el mercado la intención de abonar en forma adelantada el capital correspondiente a los Boden 2015, Tomasevich consideró que es “un mensaje positivo” que brinda “previsibilidad y solvencia”.

“La agenda internacional frente al reclamo de los holdouts, cambió mucho en los últimos meses”, agregó y subrayó las duras consideraciones que tuvieran ex premios Nobel en Economía contra la actitud extorsiva de los buitres, quien además salieron en apoyo de Argentina.

La economía, y la vuelta del crédito

En cuanto al panorama económico de corto y mediano plazo, el titular de Puente consideró que existen dos planos diferentes: “Uno es el nivel de actividad económica, y otra cosa son los indicadores económico-financieros del mercado de capitales, no necesariamente van de la mano. El nivel de actividad económica bajó y la economía muestra signos de contracción, pero a contramano de eso el nivel de riesgo país, bajó sensiblemente.

“Las consecuencias de esto no se ven de inmediato en la economía, tardan en llegar”, aclaró en Radio Del Plata AM1030, al tiempo que destacó el retorno de créditos internacionales a tasas relativamente bajas.

“Las provincias petroleras tienen posibilidades de financiarse, a tasas de entre 7% y 8% en dólares, que eran las tasas previas al default técnico. Las provincias grandes no petroleras tienen un financiamiento con tasas de alrededor del 10% en dólares, y el soberano (el gobierno nacional) muy posiblemente tenga ofertas a menos de dos dígitos”, puntualizó.

“Esto es un avance bastante importante para Argentina y a nivel latinoamericano todavía es un costo de financiamiento alto, pero es mejor de donde estábamos parados hace un año”, cerró.

Miércoles 10 de diciembre de 2014