Atilio Borón: “El sicariato judicial es la fase superior de la globalización”

Compartir

Una gran repercusión generó en América Latina la noticia de la incorporación del juez Sergio Moro como ministro de Justicia del nuevo gabinete que planea el ultraderechista Jair Bolsonaro, recientemente electo en Brasil. El magistrado es responsable de la investigación del Lava Jato, y también del encarcelamiento del líder del PT Luiz Inácio Lula da Silva.

La detención de Lula, quien era favorito en las encuestas previas a la elección, hundió al Partido de los Trabajadores y a pesar de los esfuerzos de Fernando Haddad, nunca pudo recuperar dicho caudal electoral.

En Mañana Sylvestre, analizó lo que dejó esa elección y las vinculaciones del juez Moro con el nuevo poder que se erige en Brasil el sociólogo Atilio Borón, quien esbozó su teoría acerca del nuevo “sicariato judicial”, que atenta contra la oposición popular en América Latina.

“El sicariato judicial es otra manera de matar porque a Lula lo meten preso sin pruebas, este sinvergüenza de Sergio Moro que es uno de los jueces favoritos, y que tomó más veces los cursos de buenas prácticas en administración de Justicia de la embajada de EEUU”, expresó el analista político internacional.

“Se ha sacado ahora la careta, y esto ha sido una simple conspiración, un megafraude, porque el que iba ganando las elecciones cómodo cuando aún tenía la prisión preventiva era Lula. Moro lo sacó del juego y luego lo siguió hostigando y persiguiendo, y favoreció a la candidatura de Bolsonaro”, consideró.

Luego agregó que Moro ahora “va a ser el súper ministro de Justicia, como dice la prensa brasileña, y va a tener intervención en el rodaje cotidiano del sistema judicial, mucho más que lo que sucede en la Argentina. Va a ser el que va a fijar las grandes líneas de administración de Justicia en Brasil, habiendo liquidado a la personalidad política más importante de Brasil de los últimos 50 años y de los 10 más importantes de América Latina”.

Y estimó que con este panorama Brasil “se encamina hacia una forma disimulada de dictadura”.

“El sicariato judicial es la fase superior de la globalización. Implica la eliminación de alguien que representa un obstáculo, sea un partido político o un líder a estos planes de reestructuración de América Latina puesta al servicio de EEUU”, indicó Borón.

En referencia a la actualidad política local y de cara a cierto adormecimiento de los sectores de oposición frente a la crisis a la que llevó la política económica de Cambiemos, Borón opinó que la dirigencia política “está muy deslumbrada por el calendario electoral que tiene un efecto muy hipnótico”.

“Acá hay problemas muy graves y que desgraciadamente no están siendo considerados por la oposición que debería tener una estrategia de defensa del orden institucional justo y legitimo”, planteó y remarcó que hoy “estamos a bordo del Titanic, y no se dan cuenta de lo que se nos viene encima”.

Viernes 2 de noviembre de 2018