“Aumentaron las tarifas de los servicios pero no hay inversión”, sostuvo Osvaldo Bassano, de ADDUC

Compartir

El mes de febrero comienza con nuevos aumentos en los servicios públicos, y desde hoy se aplica el alza en los boletos de colectivos y trenes urbanos, a los que le seguirán aumentos en las cuotas de los servicios de medicina prepaga, en las tarifas de suministro eléctrico y del gas.

En Mañana Sylvestre analizó la nueva ola de aumentos Osvaldo Bassano, quien es titular Asociación de Defensa de los Derechos de los Usuarios y Consumidores (ADDUC) y dejó en claro que la suba de tarifas en los servicios públicos no implicó hasta ahora inversiones, y en este medida la calidad del suministro sigue siendo pobre, a pesar del alza de costos.

“Aumentaron las tarifas de los servicios sin inversión. La calidad del servicio es muy mala. Se agrava porque aparte de materiales están faltando calidad en los técnicos que se utilizan porque no hay cuadrillas para arreglar los problemas, con lo que un corte de luz puede durar varios días o semanas”, precisó Bassano en Radio 10.

Asimismo, consideró que crecen las subas y bajas de tensión de eléctrica, mientras que esto tiene como consecuencia en ocasiones la rotura de artefactos eléctricos del hogar. Además, para Bassano, los cortes de energía se han incrementado y también la duración de cada uno de ellos, con lo cual las críticas a la calidad del servicio crecen.

“Estas empresas no están capacitadas para prestar el servicio, siguen siendo un desastre. Las normas lo único que mantienen es la ganancia de las empresas, y la tarifa a valor dólar, pero no realizan inversiones”, insistió y sostuvo que en algunos pueblos del interior la sociedad se ha llamado a la “desobediencia civil”, de manera de evitar pagar las subas impuestas en esos servicios.

A su vez, remarcó que la suba del precio de naftas impactan en el transporte de alimentos, y esto tiene como correlato la suba de valores en productos de primera necesidad.

“La medicina prepaga aumenta 4% que se suma al 180% acumulativo en 2 años con el agravante de que hay entre 2 y 3 millones de usuarios que son trabajadores que tienen atención por obras sociales y esto impacta en la salud, porque no hay inversión en mejoras en el sistema”, precisó.
Respecto de la suba de los precios de los boletos de colectivos y trenes, Bassano refirió que impacta en el 80% de la población, sobre todo en sectores con salarios inferiores a $15.000.

“Al consumidor, el ingreso se le está achicando a pasos agigantados”, finalizó.

Jueves 1 de febrero de 2018