Baradel: “La reforma laboral y fiscal no tienen ninguna mejora para los trabajadores y tenemos que rechazarlas”

Compartir

Esta semana se desarrolla en Roma la Conferencia Internacional sobre el Trabajo y el Movimiento de los Trabajadores, organizada por el Dicasterio para el Desarrollo Humano e Integral, que dirige el cardenal ghanés Peter Turkson. El encuentro contará con la participación del Papa Francisco quien será el encargado de dar cierre al evento.

Desde Italia habló con Mañana Sylvestre Roberto Baradel, secretario general del gremio docente SUTEBA quien participa de la reunión, que congrega a dirigentes de los principales movimientos sindicales regionales e internacionales, autoridades de la OIT, intelectuales y especialistas en ciencias sociales de todo el planeta.

“El encuentro trabaja sobre el futuro del trabajo, y sobre la encíclica del Papa donde pone en el centro del trabajo y las reivindicaciones al hombre y no al capital, por eso creo que es importante, porque aquellos que están de acuerdo con esta concepción de ninguna manera podrían dar consenso a una reforma laboral como se pretende en Argentina, que tiene como centro al capital financiero y a la maximización de las ganancias, y al hombre como un objeto de explotación en función de mejorar la posición de las empresas”, dijo Baradel poniéndose en la vereda de enfrente de cara al proyecto que plantea el ejecutivo nacional y que será tratado en el Congreso.

Respecto específicamente a las condiciones laborales de los docentes y el régimen previsional que le da marco, Baradel negó que tuviera “privilegios” como plantean funcionarios de Cambiemos y aseguró “es un régimen jubilatorio que tiene características determinadas pero que es producto de la evaluación de lo que es la tarea, cómo se desarrolla, y cómo llega uno a determinada edad y es 57 años en las mujeres y 60 en los hombres, una conquista que alcanzamos como es proponer el 82% móvil en un promedio de cargos”.

“Es brutal lo que están haciendo con la reforma laboral y la previsional, y está atado al ajuste fiscal en las provincias porque lo que les prometieron a los gobernadores tiene que ver con la quita de derechos y de dinero a jubilados y van a desfinanciar al Anses”, consignó.

“El paquete de leyes tanto de reforma fiscal como el de reforma laboral, que no tiene nada para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, sino al contrario, y por supuesto en la reforma previsional tenemos que rechazarla de plano”, amplió.

Acerca de un eventual cisma que podría producirse en el seno del movimiento obrero, tras el encuentro en Luján de la Corriente Federal, las 2 CTA y el sector que lidera Pablo Moyano que marcó distancia respecto de la posición acuerdista del triunvirato que conduce la CGT, Baradel llamó a luchar por la defensa de los derechos de los trabajadores.

“Hay confluencia de diferentes sectores del sindicalismo donde entendemos que hay que ponerse al frente de la defensa de los derechos de los trabajadores y no concederle al Gobierno una reforma que nos perjudica”, reflexionó.

Jueves 23 de noviembre de 2017