“Beraja vendió su alma por US$400 millones”, señaló Gerardo Beer, familiar de víctima de AMIA

Compartir

El familiar de una víctima del atentado a la sede de la AMIA, pasó por Mañana Sylvestre en Radio Del Plata, a poco de cumplirse los 20 años del brutal hecho que dejó un saldo de 85 muertos, y cargó contra el ex titular de la DAIA en tiempos de Menem, y lo ligó a una maniobra de encubrimiento orquestada para ocultar a los responsables del acto terrorista. “El edificio de AMIA se pudo construir nuevamente, pero la sangre de nuestros muertos ni siquiera Justicia pudo tener”, enfatizó.

“Dentro de todas las instituciones se ha politizado el tema del atentado. El año pasado cuando fue nuestra asociación junto a Memoria Activa -donde somos la gran mayoría de los familiares del atentado-, estuvimos de acuerdo con el Memorándum con Irán, y nos trataron como que nosotros queríamos politizar el tema, cuando de ninguna manera esto fue así. Lo que veíamos era una lucecita al final del camino para ver si se podía esclarecer algo. Tal es así, no se cayeron las alertas rojas ni influyó negativamente en nada”, puntualizó Gerardo Beer, referente de la agrupación 18J, familiar de una víctima, sobre la complicada marcha del proceso judicial durante estos 20 años, y que dejan impune el terrible atentado cometido contra la mutual judía el 18 de julio de 1994.

“Hay vericuetos raros que se quieren crear que puede terminar con la causa, esto de juzgar a los responsables en ausencia. Escuchamos esto y nosotros nos tiramos de los pelos, porque esto no se puede hacer, y hay que modificar el código penal que significa todavía más dilación”, dijo Beer y aseguró que quienes plantean esta posibilidad lo que están buscando es “rédito político”.

Más adelante, Beer cargó contra la organización del acto en memoria de las víctimas por el atentado que se realiza todos los 18 de julio frente a la sede de la calle Pasteur al 600.

“A nosotros se nos acalló la voz y hace 3 años que no nos dejan hablar en el acto.Porque en 2010 dijimos que no podíamos entender cómo el jefe de Gobierno que está procesado por escuchas había nombrado a Fino Palacios cuando sabía que era una persona procesada por la causa AMIA. Y en AMIA estaba enquistado gente del PRO, entre ellos el rabino Bergman”, cuestionó.

Consultado acerca de la posibilidad de un encubrimiento de los responsables del atentado en tiempos de Menem, Beer cargó contra la figura de Rubén Beraja, ex titular de la DAIA y del desaparecido Banco Mayo: “A Beraja se lo tapó, y vendió su alma por US$400 millones, y eso lo tenemos muy presente”, dijo.

“Esto no fue un atentado a la comunidad judía, sino contra la República Argentina, porque fallecieron argentinos”, expresó, al tiempo que recordó que en el atentado a la embajada de Israel, “ni la AMIA, ni la DAIA son querellantes, eso no lo puedo entender”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 17 de julio de 2014